Inicio Tecnología. Sube el gasto de familias en las comunicaciones

Sube el gasto de familias en las comunicaciones

En los últimos cuatro años, las familias con los ingresos más bajos en el país duplicaron su gasto en servicios de comunicaciones, los cuales incluyen la telefonía celular, fija y pública, así como internet.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingreso Gasto de los Hogares, entre 2002 y 2006 las erogaciones en comunicaciones que hicieron las personas del primer decil —con ingresos de dos salarios mínimos al mes— pasaron de representar 1.5% del total de su gasto a 3% en ese periodo.

En conjunto, el consumo de alimentos, bebidas, tabaco, vestido, calzado y cuidado personal perdió peso en las preferencias de consumo para este grupo de familias.

Según la encuesta del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), para el rubro de alimentos, bebidas y tabaco estas familias destinaron 48.4% de su gasto total en 2002, pero en 2006 disminuyó a 46%, lo que muestra un cambio de preferencias.

En efecto, la asignación del gasto de los hogares de este decil implicó una reducción de 1.9 puntos porcentuales que desembolsaron del total de su presupuesto para artículos de limpieza y cuidado de la casa entre 2002 y 2006, y de 0.5 y 0.3 puntos porcentuales para el cuidado personal, así como para vestido y calzado, respectivamente.

En materia de comunicaciones, el INEGI expone que, en promedio, el total de los hogares mexicanos utilizan 4.8% del total de su gasto para satisfacer este rubro.

Sin embargo, en 2002, las familias en el país erogaban 3.3% de su gasto total para comunicarse, es decir, se observó un incremento de 1.5 puntos porcentuales.

El desembolso total que hicieron los 19 millones 497 mil hogares contabilizados en la encuesta fue de 29 mil 473 millones de pesos en 2006.

En tanto, en 2002 el gasto de las familias en este rubro ascendió a 18 mil 420 millones de pesos, en un total de 15 millones 244 mil hogares, precisó el INEGI.

El gasto por hogar en comunicaciones ascendió el año pasado a mil 500 pesos trimestrales, frente a los mil 200 pesos hace cuatro años, es decir, un aumento de 25%.

Yazmín Gutiérrez, analista de telecomunicaciones de Select, dijo que el ingreso disponible de las familias crece en términos generales a un ritmo similar al de la inflación, es decir, entre 3% y 5% para estos cuatro años, lo cual propicia que las familias tienen el ingreso para compensar un aumento en el precio de los productos y realizan el gasto adicional.

Las familias del primer decil tienen un importante nivel de demanda insatisfecha debido a su situación económica, por lo que cuando se presenta una baja generalizada de los servicios de telecomunicaciones, estos hogares se ven en posibilidad de adquirir estos servicios. “Entre más bajos sean los precios más van a consumir los sectores de menores ingresos, por la cuestión de la demanda insatisfecha”, sostuvo.

La especialista destacó que, dado que la gran mayoría de los mexicanos cuentan con un ingreso reducido, los operadores de telecomunicaciones han tenido que lanzar ofertas a la medida de su bolsillo. Muestra de esto es la creación del sistema de prepago en la telefonía celular, con los cuales los clientes pueden hacer recargas desde 30 pesos y que además permiten recibir llamadas en lapsos de hasta tres meses sin necesidad de tener saldo.

“La baja generalizada en los precios ha permitido que los usuarios comiencen a acceder a más servicios por el mismo precio”, indicó la especialista.

Fuente: El Universal, México 

Opinión