Inicio Tecnología. Tecnologías de la información, mundo laboral y los servicios al cliente

Tecnologías de la información, mundo laboral y los servicios al cliente

Las llamadas tecnologías de la información están impulsando modificaciones en el ámbito laboral, que seguramente provocarán cambios en diversas legislaciones e inclusive en el ámbito político mundial.

Una muestra que cada vez se está viendo más en México son los servicios telefónicos denominados “call center”, en donde se atienden diversos tipos de servicios a usuarios localizados fuera del país; ahora los de mayor número son los provenientes de empresas estadounidenses.

Incluyen desde servicio a clientes de determinadas marcas, la realización de campañas publicitarias, o atención de quejas.

En esos centros de trabajo el personal requerido, además de contar estudios de nivel medio, la condición básica es el dominio del inglés, por ser el mercado estadounidense al que atienden.

Además, requieren personal técnico para atender toda la infraestructura en el equipo.

El desarrollo de hardwares y softwares prácticamente en forma explosiva permite realizar este tipo de trabajos ya como algo habitual, como si existiera desde hace muchos años.

La subcontratación

Los nuevos tipos de trabajo cada vez están llegando más lejos; y el caso específico que ya se está viendo es en la India. En ese país, además de contar con los “call centers”, ahora está proporcionando servicios más sofisticados.

Ofrecen servicios profesionales de diversa índole a empresas localizadas al otro lado del planeta. De acuerdo a lo que menciona Thomas Friedman en su libro El mundo es plano, despachos de contadores en Estados Unidos están subcontratando gente para la elaboración de las declaraciones fiscales de ingresos de sus clientes.

Profesionales en el área de contabilidad reciben la información de alguna persona o empresa estadounidense, manteniéndose la confidencialidad de su identidad.

Esta actividad va en aumento, ya que en 2003 se hicieron 23 mil declaraciones, en 2004 fueron cien mil, y para 2005 se estima llegaron a las 400 mil.

Otra modalidad del outsourcing es contratar a un asistente personal, es decir, si alguien requiere realizar un trabajo o presentación de un día para otro, en Excel, PowerPoint o en otro programa determinado, le envía la información al asistente; y mientras duerme en el lado occidental del planeta, en el oriente se efectúa el trabajo, estando la presentación terminada en la computadora del solicitante a la mañana siguiente.

Son varias las empresas que ofrecen este tipo de servicios tanto en Europa como en Estados Unidos, y si ahora son novedad, son los inicios de lo que seguramente será una de las modalidades del trabajo del futuro.

Fuente: El Financiero 

Opinión