Inicio Tecnología. Teletrabajo, aún lejano en México

Teletrabajo, aún lejano en México

Existen las herramientas necesarias para que los empleados realicen sus labores de trabajo desde sus hogares, sin embargo, la brecha digital y la indisciplina son grandes obstáculos que se deben sortear

Laura P. es una de tantas personas que tuvieron que trabajar desde casa por orden de su empresa: “Al principio me gustó la idea, pero ahora ya no, no me puedo concentrar, debo pagar las llamadas que hago a celulares y al final gastaré más en utilizar mi propio papel, jabón, agua y luz”, comenta.

El caso de Laura y de su empresa es similar al de miles en México que tuvieron que realizar ese esquema de trabajo durante la contingencia sanitaria de las semanas pasadas.

“En México aún tenemos costumbres laborales muy arraigadas como checar una tarjeta en la empresa, cubrir un horario y estar visibles en la oficina”, comenta Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit (CIU).

“Sólo los países avanzados cuentan con esquemas de trabajo remoto; por ejemplo más del 40% de los 100 mil empleados de la empresa británica British Telecom trabajan de manera remota. La empresa gana porque invierte menos en inmuebles e insumos y los empleados no tienen que gastar en desplazarse”.

Piedras explica que mientras exista la brecha digital estaremos limitados para trabajar desde casa: “La velocidad de internet en México es escasamente suficiente, según la OCDE debajo de 2 MB de velocidad efectiva se considera banda ancha baja, México entra en ese rango. En Estados Unidos la velocidad promedio es de 11 MB”.

La OCDE también informa que la penetración de banda ancha en México es de sólo 6%, casi 1 de cada 20 mexicanos tiene acceso a internet de alta velocidad, “por eso es importante impulsar la conectividad, la influenza detonó por primera vez un problema de salud pública en contexto con las TI. Mucha gente tuvo que trabajar desde casa pero en el país sólo hay unas 17 millones de computadoras, contando las de casa y oficinas”, dice el ejecutivo de la CIU.

“Yo creo que es un buen momento de replantear el tener una verdadera agenda digital nacional, porque cada vez que tengamos una contingencia sanitaria o de cualquier otra índole tendremos problemas laborales”, señala Piedras.

José Otero, presidente de Signals Telecomm Consulting, apoya a Piedras al considerar que “la contingencia sanitaria que está viviendo México podría ser un fuerte catalítico para acelerar la adopción de banda ancha residencial. Esto permitiría que muchos empleados puedan por medio del teletrabajo continuar cumpliendo con sus obligaciones laborales”.

Otero destacó que en términos de disponibilidad de infraestructura, los operadores han invertido más en zonas residenciales de alto poder adquisitivo, por lo que es ahí en donde existe más de una alternativa para conectarse y no se prevé que haya una congestión por un uso mayor del normal.

No obstante, el crecimiento del tráfico de internet y las diferentes herramientas de comunicación se disparó en todos los niveles. El tráfico de internet creció en el país 35% en las últimas dos semanas debido a la crisis sanitaria, según Engel Fonseca, director de la red de sitios .FOX Networks.

En los primeros días de la contingencia sanitaria los servicios de Windows Live (Messenger, Hotmail y portal web de noticias) tuvieron un crecimiento de 33% y los pageviews o vistas de páginas se dispararon un 60%.

“Esto fue generado por la propagación de este virus desconocido y por la orden de trabajar desde el hogar, lo cual provocó una fuerte demanda por obtener información”, dice Javier Escobedo, director de Prodigy MSN. “Además, por la cancelación de clases, muchos niños y jóvenes pasaron más tiempo en casa y por tanto nuestra área de entretenimiento también aumentó”.

Y vaya que así fue: 115% se incrementaron los visitantes del canal de juegos en línea; 500% aumentó el canal de música (Cyloop); y 130% creció el consumo de videos en Prodigy/MSN.

¿Pero el Messenger no es distractor para los empleados? “Cuando está bien orientado en la empresa es una herramienta de comunicación muy efectiva, incluso mejor que el teléfono fijo”, asegura Escobedo.

Para Jorge Molina, gerente de soluciones empresariales de Google México, los empleados mexicanos no están aún preparados para el esquema del teletrabajo, pero con la contingencia la gente comprobó que sí es posible laborar desde la casa, siempre y cuando se tenga una computadora con internet y las aplicaciones necesarias.

“Observamos un aumento en las últimas dos semanas en el número de dominios que empezaron a utilizar Google Apps, sobre todo pymes y grupos de trabajo”, comenta.

Google Apps involucra colaboración y comunicación. Colaboración porque permite crear en línea documentos de manera segura igual que en una plataforma de una empresa grande; pueden compartirse con el grupo de trabajo y pueden obtenerse fácilmente desde internet, sin necesidad de que la gente se reúna y deba desplazarse a otros sitios.

Y comunicación porque se puede utilizar su servicio de correo electrónico, Gmail, que cuenta con mensajería instantánea y video chat, todo de forma gratuita. Google Apps puede obtenerse en el sitio www.google.com.mx.

Finalmente, Alejandro Álvarez Blanco, director general de la reclutadora Randstad, asegura que los puestos de niveles medio-alto aún no tienen la cultura de trabajar en casa, pues cuando se les llama por teléfono para checar cómo va su trabajo o si necesitan algo, simplemente no están en el lugar.

“Depende mucho el puesto y el nivel de la persona pero todavía hace falta la parte de responsabilidad para que exista el teletrabajo en México”, comenta.

El directivo recomendó a las empresas brindar a su personal equipo móvil y al mismo tiempo fomentar una cultura donde los empleados trabajen por lo menos un día a la semana desde su casa aunque no haya contingencia.

Fuente: El Universal, México

Opinión