Inicio Tecnología. Telmex: ¿primer paso a la apertura?

Telmex: ¿primer paso a la apertura?

Teléfonos de México, la empresa dirigida por Héctor Slim Seade y presidida por Jaime Chico Pardo, está a punto de cimbrar al mercado de telefonía y podría, sin lugar a dudas, provocar una reducción en las tarifas de telefonía de larga distancia y para usuarios intensivos.

Esto porque, al parecer, la administración ha tomado la decisión de eliminar, por mutuo propio, la prohibición que autoimpuso a sus clientes de no transmitir voz sobre IP, lo que abriría la posibilidad de que terceros puedan ofrecer el servicio telefónico a los usuarios de Prodigy, por ejemplo.

La decisión tiene lógica. Esta prohibición comenzó a pegar en el propio bolsillo de Telmex, porque en la medida en que se ha ampliado el ancho de banda de sus usuarios, éstos pueden perfectamente conectar un teléfono con capacidad de IP al módem y usarlo como línea telefónica a costos muy económicos, o bajar de Internet el software de Skype y disminuir en serio el costo de las tarifas telefónicas de larga distancia. La tecnología está en el mercado, y la prohibición sólo inhibe a su propia empresa para escalar el servicio.

Aquí el detalle es que la Comisión Federal de Competencia, que encabeza Eduardo Pérez Motta, seguramente estará más que atenta a lo que suceda con ésta que puede convertirse en la primera ruta hacia la convergencia para abrir la última milla, porque hay que tener cuidado con que la eliminación de la “autoprohibición” no conlleve alguna clase de restricción para los usuarios de la banda ancha.

Unas cifras valen la pena para explicar. De acuerdo con la información financiera de Telmex, en México los usuarios del servicio de banda ancha Prodigy Infinitum (ADSL) crecieron en 217 mil servicios durante el tercer trimestre del año pasado, la mayor ganancia en un trimestre, y representó un incremento de 76.1 por ciento en relación con septiembre de 2005.

Telmex tiene hoy 1.6 millones de clientes. Así, también las líneas equivalentes para la transmisión de datos se incrementaron 27.6 por ciento respecto al año previo. Si considera que el ancho de banda de Prodigy, que comenzó con 256 bits y ahora llega en promedio a un mega o un giga, como el caso de usuarios intensivos como usted y como yo, con un costo casi equivalente al del primer acceso, resulta que tenemos la capacidad no sólo de usarla para transmitir voz, video, etcétera, de hecho ya no sólo para navegar por Internet en el sentido tradicional de la palabra.

Este ancho de banda provocó que muchos usuarios de Prodigy contrataran los servicios de otros proveedores (lo que está prohibido en sus contratos) para hacer y recibir llamadas telefónicas, dentro y fuera del país. Sólo se requiere de un aparato que facilite la conexión al módem para acceso a Internet.

El costo de la llamada bajando el sofware de Skype es de aproximadamente 1.7 centavos de euro el minuto para un teléfono fijo a Europa y de cerca de 20 centavos el minuto a un celular, de manera que obvia decir que el que se está perdiendo del negocio es justamente Telmex.

Un dato más. El mismo reporte financiero del tercer trimestre muestra la dimensión. En México, el tráfico de larga distancia nacional presentó un incremento de 2.1 por ciento entre julio y septiembre del año pasado respecto al mismo trimestre de 2005.

Los tráficos de larga distancia internacional de salida y de larga distancia internacional de entrada crecieron 3.9 y 32.7 por ciento, respectivamente. Esto último se explica sobre todo por las llamadas tarjetas de prepago de migrantes o familiares en Estados Unidos, lo que da cuenta de que cada vez el negocio se les achica.

¿Interesante no?, pues se elimina una prohibición cuyo cumplimiento no se puede vigilar en la práctica, es imposible hacerlo, más cuando la tecnología está al alcance del usuario que tenga un contrato de banda ancha para decidir tener a otro proveedor.

Por eso, Telmex se ha cerrado la posibilidad de ampliar su mercado. Hoy puede ofrecer voz por cuenta propia o en asociación con terceros y, más aún, video utilizando el Protocolo de Internet (IP) y… al final, esta decisión puede ser una de las rutas hacia la convergencia y aún el acuerdo y sus tiempos y plazos no están en vigor, ¿no cree?

Fuente: El Financiero, Alicia Salgado 

Opinión