Inicio Tecnología. Toshiba estudia pedir indemnización a Sony

Toshiba estudia pedir indemnización a Sony

La empresa informó que planea solicitar una indemnización por daños y perjuicios contra su imagen corporativa y sus ventas de laptops, luego de que se retiraron cerca de 830,000 baterías fabricadas por Sony debido a que podrían sufrir sobrecalentamiento

Tokio.- La empresa nipona Toshiba informó de que planea reclamar una indemnización a la firma Sony por los daños y perjuicios causados por sus baterías defectuosas en su imagen corporativa y sus ventas de ordenadores portátiles.

Sony ya anunció previamente que compartirá los costes asociados por la retirada de 830,000 baterías de ion de litio, sin embargo, Toshiba considera que los percances que ha sufrido su marca y su negocio son superiores.

“Si el incidente de los fallos de fabricación de las baterías afecta negativamente a nuestras ventas o nos produce otro tipo de daños, consideraremos demandar a Sony para pedir una indemnización”, afirmó un portavoz de Toshiba, según la agencia Kyodo.

Toshiba teme que este escándalo le afecte negativamente en su campaña navideña, debido a que estudia retirar un gran número de ordenadores portátiles en Estados Unidos, uno de sus mercados clave.

Desde agosto, Dell, Apple, Lenovo, International Business Machines (IBM), Toshiba, Hitachi, Fujitsu y Sharp han ordenado la retirada del mercado de 7.74 millones de baterías fabricadas por Sony que emplean sus ordenadores.

Sony estima que el coste máximo de esta operación de devolución podría ascender a unos 30,000 millones de yenes (1,500 millones de dólares), pero la cifra se quedaría pequeña si otras compañías, como Toshiba, reclamaran indemnizaciones.

Fujitsu y Hitachi, que figuran en la lista de compañías que retiraran las baterías de Sony, también están estudiando presentar una demanda para recibir compensaciones, según la agencia Kyodo.

El gigante japonés de la electrónica se enfrenta a una campaña de retirada de baterías de una magnitud colosal, después de que se informara de que diez unidades presentaron un alto riesgo de calentamiento y una de ellas llegó a arder.

Ninguno de esos casos correspondió a un ordenador portátil de Toshiba.

Sony reconoció que algunas de sus baterías de ion de litio pueden en raras ocasiones recalentarse y producir cortocircuitos debido a que algunas partes de metal se mezclaron durante la producción.

Fuente: El Economista

Opinión