Inicio Tecnología. Triple entretenimiento, un sólo pago

Triple entretenimiento, un sólo pago

Hasta hace poco más de un año, seguramente usted ni se imaginaba que con la llegada de la convergencia tecnológica al país, sería posible que a través del mismo cable que le provee el servicio de telefonía, se podría recibir el servicio de televisión, y mejor aún, el de Internet.

El desarrollo de las tecnologías y la bidireccionalidad de las redes han hecho posible lo que parecería inalcanzable, trayendo como consecuencia, entre otros aspectos, el empaquetamiento de servicios, la reducción gradual de precios y una sola facturación, evitándole así tener que lidiar con dos o más compañías.

A todo ello se le conoce como Triple Play, o lo que es, la comercialización de telefonía, televisión e internet, provistos por un mismo operador.

Para los usuarios implica beneficios, comodidad de contratación y diversidad de ofertas; para las empresas representa un nuevo modelo de negocio.

Alejandro Navarrete, director del Centro de Investigación e Innovación en Telecomunicaciones (CINIT) de la Canitec explica que el Triple Play es resultado de “la confluencia, dentro de la infraestructura de telecomunicaciones de un mismo proveedor, de servicios que hasta hace poco tiempo se entendían como independientes y provistos por un operador de telecomunicaciones distinto”.

En el país, son los operadores de televisión por cable quienes comenzaron a ofrecer el servicio empaquetado de telefonía, televisión de paga e internet, entre los que se encuentran Megacable, Cablemás, Multimedios Redes, y Multioperadora de Servicios, mientras que del lado de las telefónicas, Maxcom es la única empresa que entró de lleno a este esquema.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de las Telecomunicaciones por Cable (Canitec), la llegada de la convergencia resulta un proceso que “ha sido particularmente intenso, por el cual las empresas de cable han trabajado en la modernización de sus redes, para ofrecer a sus clientes servicios de video, voz y datos a través de una misma infraestructura de telecomunicaciones”.

Alejandro Navarrete, del CINIT, destaca que aun cuando en México se han incrementado notablemente los usuarios de servicios de telecomunicaciones, “todavía los niveles de penetración son bajos, en comparación con otros países con economías similares a la nuestra”.

Explica que la infraestructura de las redes de televisión por cable cuenta con las características apropiadas para ofrecer a sus suscriptores, además de televisión, internet de banda ancha, telefonía, y otros servicios digitales avanzados como video por demanda, y televisión digital de alta definición.

Beneficio económico

Hace ya casi un año que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) dio la autorización para que los cableoperadores pudieran comenzar a ofertar telefonía y ofrecer al consumidor paquetes de servicios, y partir de ahí éstos han alcanzado descuentos de entre 25 y 35 por ciento.

Según datos del CINIT, los descuentos podrán llegar a más de 45%, una vez que los cableros logren comercializar servicios de voz en forma directa, fuera del esquema “carrier de carriers”, que es cuando rentan la red de otro operador.

Y es que, hasta ahora las empresas de televisión restringida que no cuentan con bidireccionalidad en su red (que esté habilitada para recibir contenido y enviar contenido), y sobre todo que aun no tengan la concesión de voz, deben recurrir a un tercero para arrendar el servicio de interconexión.

En México, la principal empresa con la que los cableros han buscado la interconexión es con Telmex, sin embargo, en el mercado ya existen otras opciones como Bestel, y recientemente la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que por la cobertura que tiene en el país se prevé como la opción más rentable.

Actualmente son 28 ciudades en las que ya se ofrece el Triple Play: México (en la zona norte, pero con cobertura en todo el Valle de México para el primer trimestre del 2008); Guadalajara, Monterrey, Tijuana, Puebla, Cholula, Cuernavaca, Mazatlán, Culiacán, Mérida, Chihuahua, San Luis Potosí, Cozumel, Playa del Carmen, Cancún, Isla Mujeres, Coacalco, Reynosa, Querétaro, Toluca, Durango, Torreón y Tepic.

Se estima que para finales del 2008, más de 50 ciudades contarán con esta oferta.

La Canitec reporta que hoy por hoy, las líneas de telefonía por cable superan las 110,000, de éstas, 45% son líneas nuevas (en promedio, ya que varía por población). El resto son segundas líneas y sólo un pequeño porcentaje son sustituto de líneas de otras compañías.

Hacia el cierre del 2007 se espera superar las 150,000 líneas de telefonía por cable, y a finales del próximo año 280,000.

¿Al alcance de todos?

Héctor Huerta, director de asuntos jurídicos de la Canitec, comenta que, por la naturaleza propia del servicio de televisión por cable, la mayoría de sus clientes son residenciales, y por ello el énfasis estará en este segmento en una primera etapa.

Sin embargo, en las ciudades más grandes del país existe un porcentaje considerable de clientes empresariales para el servicio de acceso a internet de banda ancha. “Aunque por su propia naturaleza el Triple Play está enfocado al mercado residencial”.

Al respecto, José Otero, director general de Signals Telecom, advierte que los servicios empaquetados tienen como cliente objetivo aquellos que pertenecen a los estratos económicos AB y C+ (nivel socioeconómico alto y clase media, respectivamente); a clientes residenciales de alto poder adquisitivo, y también a empresas.

Explica que la entrada de los cableros a ofrecer servicios de telefonía está obligando a los operadores tradicionales de este servicio a disminuir tarifas y lanzar promociones centradas en precios, con el fin de retener a sus clientes.

Por ejemplo, dice, si se observa la tendencia de mercados internacionales, se aprecia cómo en los empaquetamientos de telefonía fija se incluye de manera gratuita un número específico de minutos de larga distancia nacional como incentivo a contratar y/o para mantener el servicio.

El plato fuerte del triple play

En realidad, el atractivo del triple play es la combinación de los tres servicios.

En primera instancia destaca la telefonía, el cual es un servicio fundamental y, estadísticamente, es el que tiene mayor número de accesos en el país (más de 20 millones de líneas fijas).

El cuanto al internet de banda ancha, cada vez se está convirtiendo en un “commodity” (servicio esperado por el cliente) y en una necesidad (como la energía eléctrica o el agua potable), lo que se demuestra con las altas tasas de crecimiento de ese servicio.

Pero la televisión restringida o de paga no se queda atrás en importancia, ya que ha mostrado tasas de crecimiento promedio anual superiores a 12% en los últimos cuatro años, por lo que se espera que llegue a una penetración cercana a 50% para el 2012.

Beneficios adicionales
Otro de los beneficios que trae consigo la convergencia es la portabilidad numérica, es decir, que los usuarios podrán cambiar de compañía de servicio telefónico fijo o móvil, sin la necesidad de perder su número.

Este proceso se prevé comience a operar para el segundo trimestre del 2008, y solo será posible trasladar los números entre usuarios del mismo esquema telefónico, es decir, fijo con fijo y móvil con móvil.

Fuente: El Economista, México 

Opinión