Inicio Tecnología. Triple play, el nuevo juego de los cableros

Triple play, el nuevo juego de los cableros

Requieren invertir US100 millones en todo el país Las redes de telecomunicaciones por cable han atravesado por un fuerte proceso de convergencia tecnológica y de servicios en la última década, proceso que en los dos últimos años las empresas dedicadas a ofrecer este servicio han trabajado para modernizar de sus redes y así ofrecer a sus clientes video, voz y datos a través de una misma infraestructura de telecomunicaciones. 

El sistema comprende la televisión de paga, al internet de banda ancha y a la telefonía se conoce como “triple play”, próximo a ser “cuádruple play”, pues se abrirá la oportunidad de entrar al mercado de los celulares. Dicha convergencia de servicios de telecomunicaciones impone retos a los industriales del cable, tanto tecnológicos como económicos y organizacionales, los cuales implican inversiones superiores a los 100 millones de dólares en todo el país. 

Según la Cámara Nacional de la Industria de la Televisión por Cable, desde el punto de vista tecnológico, las redes de cable, las cuales actualmente suman poco más de 80,000 kilómetros y llegan a más de 3.1 millones de suscriptores, se convierten en redes bidireccionales de datos de alta velocidad y habilitan sus instalaciones con los equipos necesarios para ofrecer los nuevos servicios digitales. 

A su vez, este proceso de reconversión tecnológica se traduce en una inversión de la industria del cable que supera los 40 millones de dólares, sólo para habilitar el canal de retorno y equipar a los centros de recepción y control, con la infraestructura necesaria para proveer servicios de acceso a internet de banda ancha a los más de 350,000 suscriptores de la web. 

De acuerdo con la consultoría Select, la ventaja es que al usuario se le facturará todo en un mismo recibo de pagos, tendría trato con un solo proveedor de telecomunicaciones, se le reducirían los precios de las tarifas al adquirir paquetes de las opciones del sistema, al integrar múltiples servicios en un número reducido de dispositivos de comunicación y de plataforma. También brinda servicio de última milla, al ser las segunda red de telecomunicaciones más grande del país. 

Se estima que en los próximos cinco años los concesionarios que realizan la conversión tecnológica lleguen a cubrir cerca de 80% de la red optimizada en el otorgamiento del servicio y crecer más de 10% anual. Sin embargo, la industria todavía tiene dificultades para migrar sus plataformas de red analógica a una digital, además de implantar su bidireccionalidad, considerada necesaria para poder brindar un servicio equivalente al que ofrecen los proveedores de internet y telefonía. Fuente: El Financiero, Empresas y Negocios, Por Rosa Mendoza

Opinión