Inicio Web. Uber se iría de California tras fallo judicial

Uber se iría de California tras fallo judicial

Uber amenaza con dejar de operar en California tras fallo judicial en su contra

Uber
Uber

Uber, con sede y uno de sus principales mercados en California, amenazó este miércoles con dejar de operar temporalmente en ese estado si la Justicia no reconsidera un fallo contrario a los intereses de la compañía.

En una entrevista en el canal económico CNBC, el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, dijo que la empresa probablemente cerrará de forma temporal durante varios meses si se mantiene la decisión que la obliga a contratar formalmente a sus conductores, que actualmente son autónomos.

‘Si la Corte no lo reconsidera, resulta difícil imaginar que seremos capaces de cambiar nuestro modelo a jornada completa en California de forma rápida’, apuntó Khosrowshahi.

El lunes pasado, el magistrado Ethan Schulman de la Corte Superior de San Francisco emitió una orden que obliga a las compañías de transporte compartido como Uber y su competidor Lyft a clasificar a sus conductores como empleados, lo que podría disparar los costos de personal de estas dos firmas y poner en duda su modelo de negocio.

La decisión responde a una demanda presentada por el Gobierno de California y, por tanto, se circunscribe exclusivamente a ese estado, el más poblado de EU.

Clasificar a sus conductores como empleados asalariados en lugar de contratistas (su estatus actual) supondría para Uber y Lyft, entre otras cosas, tener que hacerles un contrato, pagarles un salario fijo y ofrecerles beneficios como el seguro médico, días de vacaciones y de enfermedad.

En su fallo, el juez declaró una moratoria de diez días a partir de este mismo lunes hasta que entre en vigor la orden, para dar así tiempo suficiente a las empresas de apelar la decisión en caso de que lo consideren oportuno.

Desde el pasado 1 de enero es obligatorio por ley en California que las empresas de la llamada economía colaborativa como Uber, Lyft o la firma de entregas DoorDash contraten formalmente a quienes ofrecen servicios a través suyo, en lugar de asignarles la condición de contratistas independientes.

Se calcula que alrededor de un millón de personas trabajan como contratistas independientes en el sector de la economía colaborativa en California.