Inicio Tecnología. Un mes de “El que llama paga” nacional

Un mes de “El que llama paga” nacional

La ampliación al ámbito nacional del sistema “El que llama paga” cumplió un mes alternando con la marcación anterior de larga distancia, lo que ha dejado de ser una confusión para convertirse en una molestia, reconoció José Luis Peralta, comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

Lo anterior obedece a que las empresas de telefonía fija, competidoras de Telmex (única compañía en sumarse a la nueva modalidad) echaron mano de instrumentos judiciales para no aceptar un esquema que consideran afecta a los consumidores del servicio fijo de larga distancia, una vez que la tarifa de interconexión entre las compañías del servicio fijo y del celular no son equitativas.

Por lo anterior, las empresas de ambos subsectores continúan en negociaciones en busca no sólo de que la tarifa de interconexión baje de 1.54 pesos. La negociación fluctúa entre 1.23 y 1.39 pesos y se espera que con la llegada de la época navideña, que implica un crecimiento en la demanda de comunicación, se pueda concretar un acuerdo antes de la segunda quincena de diciembre.

Sin embargo, en las negociaciones también se encuentra la desaparición del sistema “Telular”, mediante el cual las compañías del servicio móvil ofrecen ventajas y beneficios a sus grandes consumidores de larga distancia, dejando en desventaja a las empresas del servicio fijo.

Empresas del servicio fijo reconocieron que han perdido tráfico al no sumarse a la nueva marcación de larga distancia, pero insistirán en defender a sus usuarios, ya que la modalidad nacional “implica aumentarles tres veces la tarifa de larga distancia”.

Algunas empresas del servicio fijo están protegidas con instrumentos legales para no adherirse a “El que llama paga” nacional, otras han perdido los juicios, pero siguen en la negociación.

Empresas de telefonía celular, como Telcel y Iusacell, aseguran que todo marcha “viento en popa” con la nueva modalidad.

Fuente: El Financiero 

Opinión