Inicio Datos duros. Usan pornografía para instalar malware en móviles de mexicanos

Usan pornografía para instalar malware en móviles de mexicanos

Más del 17% de los usuarios en México infectados por malware móvil en 2017 sufrieron ataques relacionados con temas pornográficos

Usan pornografía para instalar malware en móviles de mexicanos

En 2017, 17% de los usuarios móviles en México que se enfrentaron con malware fueron atacados por programas maliciosos que usaban contenido pornográfico para incitarlos a instalarlos en sus dispositivos.

El documento ‘Amenazas cibernéticas que enfrentan los usuarios de sitios web y aplicaciones para adultos’ de Kaspersky Lab, observa la manera en la que los ciberdelincuentes usan el contenido para adultos en sus actividades.

Resulta que el uso más activo de los temas pornográficos se encuentra en las amenazas móviles.

Durante el curso de la investigación, fueron identificadas 23 familias de malware que usan contenido pornográfico para ocultar su verdadera funcionalidad.

La investigación mostró que, al descargar una aplicación pornográfica desconocida, los usuarios corren mayor riesgo de infectarse con los llamados clickers.

Tras la infección, este malware comienza a hacer clics en enlaces de anuncios o intenta suscribir al usuario a un servicio de paga WAP para agotar su crédito móvil prepagado.

Los troyanos bancarios disfrazados de reproductores de video porno ocupan el segundo lugar entre los tipos más extendidos de malware accionado por la pornografía. Le siguen el malware con acceso root y el ransomware.

En muchos casos, el ransomware porno utiliza tácticas de scareware: un programa malicioso en la computadora que bloquea la pantalla del dispositivo y muestra un mensaje que indica que se ha detectado contenido ilegal —generalmente pornografía infantil— en el dispositivo y, por lo tanto, el dispositivo se ha bloqueado.

Para desbloquearlo, la víctima debe pagar un rescate (ransomware). Este mensaje generalmente viene con imágenes en pantalla de videos reales con pornografía infantil.

Un ejemplo de ransomware que usa tácticas de scareware para hacer que el usuario pague un rescate. Obviamente, los usuarios de Estados Unidos son el público que esta aplicación tiene como objetivo.

Opinión