Inicio Tecnología. Ven cableras oportunidad de ofrecer varios servicios en EU

Ven cableras oportunidad de ofrecer varios servicios en EU

Los clientes empresariales comienzan a tener más opciones de proveedores de servicios de voz e información

Los clientes empresariales, que por décadas han sido atendidos principalmente por las grandes empresas de telecomunicaciones, comienzan a tener más opciones de proveedores de servicios de voz e información, gracias a la penetración de operadores de cable en este mercado multimillonario.

Comcast, el operador de cable más importante de Estados Unidos, que cubre cerca de 35% del país, creó una división para atender a sus clientes empresariales y se está preparando para incursionar con fuerza en este sector el próximo año.

“Comenzarán a ver nuestra expansión de manera bastante agresiva en 2007”, dijo Steve Burke, presidente de operaciones y vicepresidente ejecutivo de Comcast, en una conferencia en Nueva York la semana pasada.

“No me es inconcebible que en algún momento… esto pudiera ser un negocio de 3, 4, 5 mil millones de dólares”, señaló.

Burke indicó que los negocios que operan en áreas cubiertas por Comcast gastan cerca de 20 mil mdd al año en servicios de telecomunicaciones.

Entre las compañías de servicios de cable, Cox Communications es la que ha incursionado con más fuerza en el negocio, lo que refleja en parte el hecho de que extendió sus servicios de telefonía a sus clientes de servicios de televisión antes que muchos de sus rivales.

Los operadores de cable están proporcionando cada vez más paquetes de televisión multicanales, acceso a internet de alta velocidad y servicios de telefonía, combinación muy popular entre clientes residenciales.

Cablevision, el operador de cable con sede en Nueva York, va a la vanguardia de Comcast o Time Warner en la extensión de sus servicios de telefonía, y ha comenzado a comercializar sus servicios entre los clientes empresariales de esta área.

Tom Rutledge, presidente de operaciones de Cablevision, dijo que en el área que operan negocios que gastan 5 mil 800 mdd al año en servicios de telecomunicaciones. De esa cantidad, 3 mil 600 mdd corresponden a negocios pequeños y 2 mil 200 mdd a empresas grandes.

Cablevision se enfocó en ambos tipos de negocios, dijo Rutledge, y se presentó “una oportunidad importante para bajar los precios”.

Burke señaló que la estrategia de Comcast estaría enfocada en clientes pequeños, quienes no son bien atendidos por los operadores de telecomunicaciones, que tienden a enfocarse en clientes grandes.

“Estaríamos inclinados a enfocarnos más en el valor agregado que en el precio”, expuso.

Las empresas de telefonía, como AT&T y Verizon, están respondiendo a la creciente amenaza que representan las compañías de cable en sus operaciones tradicionales, por lo que han construido nuevas redes capaces de ofrecer servicios de video avanzados -incluyendo televisión de alta definición- y están introduciendo sus propios paquetes de servicios de voz, video e información.

Líderes en la industria de las telecomunicaciones estadounidense, la cual se está consolidando rápidamente, también comenzan a enfocarse más activamente en el mercado de las telecomunicaciones para las empresas, en un esfuerzo por contrarrestar la pérdida de líneas, la propagación de líneas inalámbricas y el crecimiento de la telefonía de banda ancha para los consumidores.

AT&T, el grupo de telecomunicaciones más importante de Estados Unidos luego de la fusión con SBC Communications, informó que tiene una fuerte demanda -especialmente proveniente de las pequeñas y medianas empresas- para la llamada “convergencia” de servicios, al tiempo que las compañías trasladan sus operaciones de voz e información al Protocolo de Internet (IP).

“El segmento de las pequeñas empresas está creciendo más rápidamente que los servicios inalámbricos”, dijo Randall Stephenson, presidente de operaciones de AT&T, en la misma conferencia de Goldman Sachs.

“Nuestro negocio de Pymes (pequeñas y medianas empresas) está registrando un crecimiento de dos dígitos gracias a que los clientes están adoptando servicios de IP”, indicó.

Stephenson añadió que debido a la creciente demanda de los servicios IP, los negocios de alta calidad de AT&T que atienden a las grandes empresas también están creciendo.

Apenas a principios de este mes AT&T pagó 300 mdd para adquirir USi, importante proveedor de aplicaciones independiente que maneja complejas aplicaciones de software para las grandes compañías.

Mientras tanto, Verizon Wireless y Cingular, la empresa conjunta que pertenece a AT&T y BellSouth, están planeando reforzar sus relaciones con clientes empresariales al ofrecerles aparatos nuevos que operarán tanto en las redes de telefonía celular y en redes WiFi internas.

“Esto es algo que nos han pedido nuestros clientes empresariales”, dijo Denny Strigl, director general de Verizon Wireless.

Los grandes grupos de telecomunicaciones más importantes de Estados Unidos consideran que su capacidad de juntar sus servicios inalámbricos con servicios de líneas fijas, de voz y próximamente de video, les dará una ventaja clave sobre sus rivales operadores de cable en el mercado empresarial.

Conscientes de esto, las compañías de cable presentaron importantes ofertas en la más reciente subasta de espectro para telecomunicaciones inalámbricas realizada en Estados Unidos, acción que les permitiría ofrecer sus propios servicios inalámbricos.

Fuente: El Universal, Aline van Duyn y Paul Taylor

Opinión