Inicio Boletines de Prensa Viasat prepara la siguiente generación de supersatélites que conectarán al mundo

Viasat prepara la siguiente generación de supersatélites que conectarán al mundo

Viasat se encuentra alistando la constelación ViaSat-3 para el 2020, comprendida de tres satélites, que aumentarán la capacidad de conexión en todo el mundo.

El mundo está en una transición hacia una completa digitalización: cada dos o tres años el consumo de banda ancha se duplica en el mundo y, en el transcurso del último año, el número de personas conectadas a Internet superó los 4 mil millones, según datos recopilados por We Are Social y Hootsuite Con sólo la mitad de la población mundial conectada, existen oportunidades para que nuevas tecnologías faciliten la inclusión digital y brinden a las personas desconectadas una manera de unirse a la comunidad en línea.

Con esto en mente, la compañía global de telecomunicaciones Viasat, trae una nueva generación de satélites al mundo conocida como la constelación de ViaSat-3. Ésta estará comprendida de tres satélites y lo último en infraestructura para llevar conectividad de banda ancha. Una vez lanzados, cada uno tendrá la posibilidad de entregar más de 100 Megabits por segundo (Mbps) en el servicio de Internet residencial, suficiente para permitir streaming de video 4k.

Los dos primeros ViaSat-3 ofrecerán más del doble del total combinado de la capacidad de red de cerca de 400 satélites de comunicaciones comerciales en el espacio a la fecha. Cuando el tercer ViaSat-3 esté en servicio, Viasat se habrá convertido en el proveedor global más grande de banda ancha del mundo, haciendo al Internet accesible para millones de personas en América, Europa, África y Asia-Pacífico.

Los ViaSat-3 están siendo construidos en las instalaciones de Viasat en Tempe, Arizona. El primero de ellos dará cobertura a las Américas y se espera que entré en servicio en 2020; el segundo cubrirá a Europa, Oriente Medio y África (EMEA) y será lanzado cerca de seis meses después del primero; el tercero está planeado para ser lanzado al mercado de Asia-Pacífico.

Innovación continua en banda ancha satelital

Viasat se ha concentrado en sobrepasar los límites de la bancha ancha satelital desde 2011 cuando introdujo el ViaSat-1, el cual fue reconocido, en su lanzamiento, como el satélite con mayor capacidad del mundo. Desde ese año, Viasat ha introducido ViaSat-2, que ahora toma el título del sistema en órbita de comunicaciones por satélite más avanzado y de mayor capacidad. Los satélites de ViaSat-2 ofrecen una huella expandida con siete veces la cobertura de ViaSat-1, llevando servicios de banda ancha a lo largo de Norteamérica, América Central, el Caribe y una porción del norte de Sudamérica, así como las principales rutas aeronáuticas y marítimas del Océano Atlántico, acercando a Norteamérica y Europa. Hoy, el sistema de ViaSat-2 facilita un servicio de Internet más rápido, con velocidades de hasta 100 Mbps.

Viasat está aprovechando esta experiencia para llevar la constelación de ViaSat-3 al mercado, de la cual se espera que cada uno tenga más de 1,000 Gigabits por segundo (Gbps) —o 1 Terabit por segundo (Tbps)— de capacidad total de red, el cual es tres veces el total la capacidad de ViaSat-2. Además, ViaSat-3 será flexible, lo que significa que su capacidad puede dirigirse a los lugares donde exista mayor demanda de Internet.

“En un par de años —con el lanzamiento de ViaSat-3— entraremos una nueva etapa de adopción digital”, dijo Kevin Cohen, gerente general de Broadband al Consumidor para México y Centroamérica de Viasat.

“Podremos lograr la inclusión digital, trayendo Internet de alta velocidad a comunidades y mercados que no habían estado conectadas antes. Sin embargo, no nos detendremos ahí. Planeamos traer satélites de alta capacidad al mercado para atender la creciente demanda de banda ancha a nivel mundial”, agregó.

Cerrando la brecha digital

La compañía cuenta con cuatro satélites, en propiedad total, sirviendo a Norteamérica, así como uno en Europa, a través de un proyecto conjunto. Los satélites de Viasat ofrecen una manera económica y sustentable de llevar conectividad a locaciones fuera de los centros de la ciudades, para llevarlos a comunidades rurales y áreas difíciles de alcanzar, ya sea por un modelo directo home (DTH),  con el cual los consumidores tienen su propio plato satelital en casa, o a través de un nuevo modelo llamado Wi-Fi Comunitario, en el cual los platos se instalan en una tienda local o un centro de reunión y ofrece un servicio de Wi-Fi a una comunidad remota.

Con la constelación ViaSat-3, Viasat cree que el Wi-Fi Comunitario puede ser replicado a nivel global, alcanzando a millones de personas en áreas desconectadas.

“La nueva generación de los satélites de Viasat tendrá un impacto revolucionario en la vida de las personas en todo el mundo. Para nosotros, significa que estamos acercándonos a nuestra meta de hacer que todos y todo esté conectado”, concluyó Cohen.

Opinión