Inicio Tecnología. Video en línea, siguiente paso en comunicaciones empresariales

Video en línea, siguiente paso en comunicaciones empresariales

La transmisión de imágenes por internet revolucionará en unos años la vida laboral, ya que afectará al funcionamiento de las empresas y a los hábitos de trabajo de los empleados, que cambiarán de forma radical, dijo Leopoldo Seijas, catedrático de la Universidad San Pablo-CEU de Madrid (España).

El experto, quien participó en el “Segundo congreso mundial de información y conocimiento. Aspectos tecnológicos”, vaticinó que la creciente presencia del video en la red obligará a los proveedores de web y a las compañías a efectuar importantes inversiones.

“Hoy el video en internet es, sobre todo, entretenimiento; dentro de pocos años dominará también las comunicaciones empresariales y el correo electrónico”, auguró Seijas, catedrático de Periodismo Especializado de la citada universidad.

Indicó que para 2010 el video representará entre el 80 y el 90% del tráfico de banda ancha del mundo, lo que obligará a elevadas inversiones para aumentar su oferta y evitar problemas de congestión y, al tiempo, incidirá en las tarifas.

Además, “dentro de unos años internet transmitirá imágenes vivas, en pantalla grande, casi con la misma claridad que una película en el cine”, lo que permitirá a millones de personas trabajar en su casa y seguir “manteniendo un contacto cara a cara, regular, con sus jefes y compañeros”.

De ese modo, el teletrabajo se extenderá rápidamente, según el especialista, quien destacó el ahorro en desplazamientos, espacio destinado a oficinas y servicios que ello supondrá para las empresas, así como las ventajas en la conciliación de la vida familiar y los cambios en los horarios de las jornadas.

El teletrabajo “a unos niveles significativos”, según Seijas, podría incidir, incluso, “en la reducción de emisiones de gases con efecto invernadero”.

Según expertos -apuntó- esta modalidad de trabajo será ejercida este año por cien millones de personas en todo el mundo de forma regular.

Fuente: El Economista, México 

Opinión