Inicio Tecnología. Vigilarán con estadísticas beneficios de la portabilidad

Vigilarán con estadísticas beneficios de la portabilidad

Con la adopción de la portabilidad numérica, la Cofetel impondrá alguna medidas que presentará a través de información estadística a los concesionarios, a fin de promover el uso eficiente del esquema, que permitirá a
los usuarios cambiar de compañía telefónica sin perder su número.

Los proveedores de telefonía fija o móvil deberán presentar a la Cofetel la cantidad de números portados por proveedor de los servicios de telecomunicaciones en cada Área de Servicio Local, (ASL), el número de solicitudes y tasa de procesos de portabilidad fallidos en cada ASL y el tiempo promedio del proceso de portabilidad en cada ASL.

La información deberá ser entregada a la Comisión durante los primeros 10 días de cada semestre.
Por ejemplo, el 10 enero y de ahí hasta el 10 de julio, en los términos que establezca el Pleno del organismo regulador de las telecomunicaciones en el país.

De esta forma, la Comisión tendrá los elementos para verificar el cumplimiento de los objetivos “que se pretenden alcanzar con la resolución”, y posteriormente, se podrá determinar el momento para llevar acabo la migración a
la segunda fase. En esta etapa, todo proveedor de servicios de telecomunicaciones que origine una llamada tendrá la obligación de consultar la base da datos de portabilidad para que tengan las bases para el enrutamiento de llamadas, y con base en ella, entregar la llamada a la red o combinación de redes para su terminación.

Respecto del porcentaje requerido (3.5%), la Cofetel explica que se estableció tomando en consideración que, actualmente las redes de telefonía en términos generales establecen que el porcentaje de llamadas no completadas debe ser inferior al 3 por ciento.

Aumentar un tercio
Se prevé que como resultado de implementar la portabilidad numérica en el país, el tráfico en las redes públicas deberá incrementarse en un tercio de la cantidad de números portados.

En este sentido, la Cofetel coincide en que la segunda etapa se pondrá en marcha un año después de llegar a la meta de los números transferidos, y se estima que la cantidad no debería superar el 6%, y por lo tanto el tráfico
adicional que se cursará a través de las redes públicas como consecuencia de la portabilidad a través del reenvío de llamadas no debería ser superior al 2%, lo cual no afectaría significativamente a los concesionarios para cumplir con los estándares de calidad que les fueron establecidos.

Sin embargo, aún cuando el porcentaje de números portados no haya sido alcanzado en un plazo de tres años a partir de la implementación de la portabilidad, “la Cofetel analizará la conveniencia técnica y económica de pasar a la siguiente etapa”.

Fuente: El Economista, Claudia Juárez

Opinión