Inicio Tecnología. Vodafone y Orange fusionarán sus redes 3G en Inglaterra

Vodafone y Orange fusionarán sus redes 3G en Inglaterra

El objetivo de esta unión es reducir los costos y acelerar el ROI, aunque ambas conservarán el control de sus estructuras base

Orange y Vodafone fusionarán sus redes 3G en Gran Bretaña con la intención de reducir el umbral de rentabilidad de sus servicios de tercera generación. A pesar de la unión, y según los términos del acuerdo, cada compañía conservará el control de la estructura base de su red, que asegura la conexión entre los repetidores por una parte y con los sistemas de facturación y otras plataformas por otra.

Esta alianza es un ejemplo más de las estrategias que están empleando los operadores europeos que ofrecen banda ancha móvil para hacer frente a las dificultades a las que se enfrentan para popularizar sus ofertas de servicios.

Y es que pese a que el número de contratos sigue aumentando –ya hay 100 millones en todo el mundo–, el uso real del 3G aún es muy limitado.

Sea como sea, los operadores tendrán que encontrar el método para animar a sus abonados a contratar estos servicios, ya que es la única vía que tienen para amortizar las importantes inversiones que llevaron a cabo para la adquisición de las licencias 3G.

Y es que según analistas del sector como JúpiterResearch, los contenidos aún están muy lejos de suplantar a los servicios de mensajería como SMS, correos electrónicos y mensajería instantánea, mucho más populares pero menos rentables para los operadores.

De hecho, en nuestro continente, pese al significativo crecimiento de los contenidos, los mensajes de todo tipo seguirán siendo el servicio predominante en los próximos cinco años, hasta alcanzar un 72% de los ingresos ligados a móviles en 2001, tal como concluye el European Mobile Forecast 2006-2011.

Según las previsiones, el mercado total de los servicios móviles aumentará de 21,900 millones de euros de finales de 2006 a 27,700 millones de euros en 2011, mientras que los ingresos relacionados con los contenidos móviles experimentarán un crecimiento de 2,200 millones de euros a finales de 2006 a 7,900 millones en 2011. E incluso si el uso de SMS continuará bajando, el incremento de los MMS, email y mensajería instantánea compensará sobradamente este declive.

Finalmente, Júpiter llama la atención sobre el hecho de que la transición a un verdadero mercado de masas para los contenidos móviles de pago –que se alcanza cuando la tasa de penetración es superior al 50%– no se logrará en los próximos cinco años.

Fuente: Silicon News

Opinión