Inicio Tecnología 2017 Actualidad 2017 Las 6 ciberamenazas más visibles para 2017

Las 6 ciberamenazas más visibles para 2017

criminal-hacker-ciberataque-seguridad

Ya sean empresas grandes o pequeñas, así como particulares, los ataques de los hackers siguen aumentando, reinventándose  y ampliando su cobertura hacia los datos de más valor, ya sean números de Seguro Social, tarjetas de crédito, datos de salud, correos electrónicos y contraseñas.

En el foro ESET de seguridad informática, se han analizado las 6 amenazas más visibles de cara al 2017. Los expertos concluyen que los ataques informáticos se centrarán el próximo año en aplicaciones móviles, videojuegos, el Internet de las cosas, los gadgets de la salud y las infraestructuras críticas como la administración pública, el sistema financiero y la industria nuclear.

 

Apps en móviles

Los móviles traen consigo datos personales muy valiosos para los hackers: desde las preferencias y la localización de los usuarios hasta los datos bancarios en aquellos que se operan compras. Ante esto, se explotarán las debilidades de las apps y se desarrollarán versiones con virus.

 

Los videojuegos

A medida en que crece el negocio de los videojuegos, aumentan los ciberataques. PlayStation y Xbox son dos de las plataformas más demandadas en el mundo de los videojuegos, donde los gamers no hacen lo suficiente protegerse.

En febrero del año pasado, la compañía Big Fish Game sufrió un ataque en el que los hackers instalaron un virus en la página de facturación y pago e interceptaron los datos bancarios de los usuarios. Según Camilo Gutiérrez, investigador de ESET, en Latinoamérica el 53% de los usuarios no usa ningún tipo de antivirus y de los que sí lo hacen, el 36% lo desactiva para que no se afecte el rendimiento del equipo.

 

El Internet de las cosas

Los coches robotizados, las casas automatizadas, etc., son nuevos espacios que los ciberdelincuentes pueden aprovechar. Se calcula que sólo en 2016 han habido 6,400 millones de dispositivos conectados a Internet, entre móviles, televisores, relojes, etc. Con tantos objetos conectados, en el próximo año puede aumentar el secuestro de cosas donde se instale un virus que bloquea, por ejemplo, una cámara de seguridad con el fin de pedir dinero a cambio de desbloquearla, es decir, un ransomware. Se estima que los ataques maliciosos logren bloquear los equipos y se exija el pago de un rescate por liberar el disco duro.

 

Gadgets de la salud

Según la consultora Gartner, para 2017 habrá más de 22 millones de wearables, como relojes inteligentes, bandas deportivas y monitores de glucosa conectados a Internet. De acuerdo con ESET, el 39% de las empresas de salud no sabe cómo protegerse de un ciberataque.

 

Las infraestructuras críticas

Las grandes infraestructuras, tales como la administración pública, el sistema financiero, las centrales y redes de energía y la industria nuclear han sido siempre objetivos muy codiciados por los hackers, dado el valor de la información que contienen. Check Point prevé que el año próximo se presenten ataques debido a la actualización de los sistemas de protección, que en estas infraestructuras es escasa.

 

La nube

Check Point estima que se presentarán ataques a la nube, donde cada vez hay más datos almacenados. Al infectar con un virus a un proveedor de servicios cloud, se afectaría a todos los clientes que almacenan sus datos, por lo que con un solo ataque, los hackers tendrían acceso a los sistemas de multitud de empresas. A pesar de que las compañías de Cloud Computing invierten muchísimo en mejorar su seguridad, la creciente demanda de empresas que optan por la nube, hacen de ella un blanco de gran valor.

Check Point presenta en un informe un escenario complejo y alarmante sobre la seguridad en 2017. Los cibercriminales se han adaptado a las nuevas tecnologías incorporadas a las organizaciones y han lanzado permanentemente nuevas variantes de virus. Ante esto, las organizaciones se ven obligadas a desarrollar planes de ciberseguridad para mantenerse un paso adelante de los hackers y prevenir ataques antes de que éstos actúen.

Con información de El País

Opinión