Inicio Tecnología. Actualidad. Abre sus puertas el supermercado sin cajeros Amazon Go

Abre sus puertas el supermercado sin cajeros Amazon Go

Amazon abre en Seattle un innovador supermercado que no tiene cajas de pago, solo sensores y cámaras que registran las compras

Amazon abre este lunes al público el supermercado sin cajeros Amazon Go, el cual fue anunciado a principios de 2017 pero tuvo que retrasar por supuestos problemas técnicos.

Los clientes pueden entrar utilizando una aplicación móvil como llave de acceso y ver el cargo de la factura de su compra al momento de salir, sin pasar por los habituales cajeros.

La tecnología Just Walk Out hace posible el funcionamiento de la tienda, es parecida a la que utilizan los coches sin conductor y pasa por la visión computarizada, los sensores y el aprendizaje profundo, explica la compañía.

Al entrar en la tienda, el cliente escanea su teléfono y así queda representado como un objeto 3D en el sistema, que utiliza cámaras para seguir los movimientos de las personas e identificar sus interacciones con los productos.

Para realizar compras es necesario tener una cuenta de Amazon y la aplicación de Amazon Go instalada en un teléfono iPhone o Android de modelo reciente.

Su apertura se había retrasado debido a que las cámaras, sensores y algoritmos que siguen a los compradores y rastrean los productos fallaban cuando había mucha gente o se movían rápido, según el Wall Street Journal.

El establecimiento se ubica fuera de la sede de la compañía en Seattle, en donde ha estado en pruebas para sus empleados desde diciembre de 2016, cuando Amazon reveló sus planes de expansión en el sector alimentario y el desarrollo de otros formatos de tienda.

Amazon Go cuenta con una superficie cercana a los 170 metros cuadrados y dispone de comidas preparadas para el desayuno, la comida o la cena; una selección de ensaladas, sandwiches y refrescos; vinos y cervezas, y algunos productos frescos, como carne.

Aunque no hay empleados en una línea de caja, Amazon Go sí tiene personal, que se encarga de reponer el inventario, revisar identificaciones en la sección de bebidas alcohólicas, y preparar las comidas. Además, hay otra persona en la entrada para atender dudas y devoluciones.

EFE

Opinión