Inicio Tecnología. Da México poco apoyo a TI

Da México poco apoyo a TI

Expertos sostienen que el problema en el País radica en la carencia de un programa establecido de incentivos a la instalación de empresas

Mientras que Argentina apoya con dinero la llegada de empresas, Uruguay elimina el pago por las exportaciones y en China ofrecen donativos de terreno y colocación de la infraestructura, en México las autoridades negocian a ver qué se les puede dar a las empresas de servicios de tecnologías de la información o outsourcing de TI.

De acuerdo con especialistas, el principal problema es que no contamos con un programa establecido de incentivos para atraer la instalación de estas empresas en el País, ni apoyos para la atracción de las empresas contratantes de los servicios.

“En el caso de las grandes empresas del sector, les es difícil colocar al País dentro de sus primera opciones para la apertura de un centro de desarrollo o planta de servicios, debido a la falta de un programa preestablecido de apoyo al sector”, comentó el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información (AMITI), Rafael Funes.

Mientras que para las firmas contratantes del servicio en América Latina, sus principales opciones por orden de preferencia son Brasil, Argentina y México, por el desconocimiento de la oferta nacional y su apoyos, advirtió Alejandro Camino, director de mercadotecnia de la empresa nacional de TI Softtek.

Aunque existe el Programa de Apoyo a la Industria del Software (Prosoft), se ha concentrado en la capacitación del personal, mejora en la calidad de las empresas y el proyecto de promoción de MéxicoIT, pero no hay un oferta de incentivos fiscales para la atracción de inversiones o de clientes, reconocieron los entrevistados por separado.

En otros países, la industria de TI es parte prioritaria del país y es movimiento encabezado por los presidentes o primeros ministros, mientras que en México es un tema de segundo nivel, agregó Rafael Funes.

En el caso de China, las empresas encuentra incentivos fiscales atractivos como donativos en especie desde terreno, bienes raíces, infraestructura y equipo de cómputo, lo que reduce el costo iniciales de instalación y hacen viables los proyectos de inversión, acelera su retorno de inversión y capitalización, describió Alejandro Camino, director de mercadotecnia de la empresa de TI Softtek.

Otro problema es que la palabra “outsourcing” se ha vinculado con negocios “transas”, que evaden impuestos y le pagan poco al personal, sin embargo el sector formal es rentable, comentó Roberto Cabrera, socio a cargo de la práctica de servicios de asesoría en riesgos de KPMG.

Fuente: Reforma, México

Opinión