Inicio Tecnología. Extreme Networks da Vida a la Red Convergente de la Secretaría de...

Extreme Networks da Vida a la Red Convergente de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Constituye la Red Convergente más Grande y Eficiente de Latinoamérica

Con productos como Extreme BlackDiamond, Extreme Summit y la utilización del sistema operativo Extreme XOS, la red convergente de la Secretaría de Relaciones Exteriores da servicio a más de 3,000 usuarios locales para la utilización de aplicaciones para el manejo de datos y Telefonía de Voz sobre IP

Extreme Networks, Inc. anuncia que su cliente, la “Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) tiene en completo funcionamiento su nueva red inteligente y convergente corriendo soluciones de datos y voz; esta red es actualmente considerada una de las más grandes, poderosas y eficientes de Latinoamérica.

La solución Extreme Networks que se encuentra instalada en la Secretaría de Relaciones Exteriores esta conformada de la siguiente manera:

BlackDiamond 10808. La red de la SRE cuenta con 2 switches BlackDiamond 10808 que se encargan de llevar a cabo todo el procesamiento del tráfico de manera centralizada y redundante conectados entre si por 2 enlaces agregados de 10Giga Ethernet, mismos que reciben la comunicación de la red interna (LAN), así como del enlace a sitios remotos (WAN) y hacia el mundo exterior como la Internet.Summit 400-48t. 26 de estos equipos son responsables de realizar la comunicación primaria hacia los equipos centrales (BlackDiamond 10808) y proveer las conexiones a los usuarios de datos, así como las granjas de servidores. Con una capacidad de conmutación de paquetes de 160 Gbps cada uno y junto al 1.6 Tbps de cada uno de los switches centrales, esta solución ofrece una plataforma robusta para cualquier tipo de aplicación convencional o convergente.Summit 400-24p, 131 unidades, miembros de la familia de los Summit 400-24t y con 80 Gbps en la matriz de conmutación, y con la característica de que en todos sus puertos se entrega Power Over Ethernet (POE),  que se encargan de proporcionar energía directamente del switch para alimentar los teléfonos IP que utilizan los usuarios.

La red está diseñada para poder soportar los 4,000 usuarios que actualmente están utilizando en forma simultánea PC’s y telefonía IP; 3,000 de los cuales tienen acceso a la red tanto con teléfonos IP como con sus PC’s. La distribución de los equipos se realizó en función de la cantidad de usuarios trabajando en cada piso. El edificio consta de 22 pisos y en cada uno se encuentran instalados switches tanto de acceso para los usuarios como equipos que entregan Power Over Ethernet para la alimentación de los IP hardphones. Esto es un gran beneficio, ya que la combinación de las soluciones Extreme Networks con las de Avaya para telefonía, se brinda una solución vanguardista muy poderosa y eficiente tanto tecnológicamente como en optimización de costos, por el simple hecho de que por un mismo cable se transmiten los datos y la voz; cosa que en el pasado se traducía en un gasto adicional para mantener ambas redes funcionando por separado. Esto reduce sustancialmente los costos de operación y los gastos de telefonía convencional. Escenarios como este, donde la convergencia es una realidad, actualmente es posible desplegarlos gracias a la tecnología de Extreme Networks.

“Los alcances que tenemos con una solución Extreme Networks de esta envergadura son extraordinarios, ya que contamos con equipos entregando velocidades de operación entre 80, 160 y hasta 1.6 Tbps,” aseguró el Ing. Fernando Thompson de la Rosa, Director General de Comunicaciones e Informática en la Secretaría de Relaciones Exteriores. “Estamos preparados para soportar equipos, aplicaciones y funcionalidades de alto grado tecnológico que requieren este tipo de velocidades y rendimientos, es decir, se tiene contemplado y estamos listos para un crecimiento inmediato en aplicaciones y servicios sin necesidad de restringir o sacrificar capacidades.” Para completar la idea, es importante mencionar que si la SRE incrementa la base instalada de usuarios, o comienza a utilizar otro tipo de aplicaciones que demanden mas ancho de banda y/o tiempos de respuesta con bajo retraso (latency), no se requiere de ningún cambio de plataforma, ni actualizaciones de software, o incrementos de memoria en las unidades, cosa que se traduce en la protección de la inversión hecha por la entidad y un buen retorno de inversión.

Otro punto fundamental, es que la solución es completamente redundante y tolerante a fallas en la red de comunicaciones, lo cual se refleja tanto en productividad, como en tiempos de caída prácticamente inexistentes. La unidad BlackDiamond 10808, está calificada como un sistema carrier class, en el sentido que provee tiempos de operación medidos en 99.999% de operación continua al año y redundancia tanto en hardware como en software. Además, esta redundancia se encuentra configurada desde los switches centrales, hasta los switches que se encuentran instalados para dar acceso a los usuarios. Junto con la redundancia, esquemas de Calidad de Servicio (QoS), permiten mantener una operación constante inclusive bajo condiciones extremas de tráfico. Esta capacidad es importante pues tanto los datos de la organización como las llamadas telefónicas que se realizan son de vital importancia. En otras soluciones, la voz es tratada como la aplicación a proteger y para el resto de las aplicaciones, la red opera para proveer “su mejor esfuerzo”, que es inadecuada para usuarios como la SRE que demandan un buen rendimiento para cualquier tipo de aplicación corriendo en la red.

Los alcances que tenemos con una solución como esta son muy interesantes, ya que al contar con arreglos que nos entregan tiempos de operación constantes permite a los administradores de la red planear cambios o adaptarse a modificaciones imprevistas en la red.  Por otro lado, el tema de la escalabilidad está cubierto pues los actuales enlaces de Gigabit Ethernet entre el backbone y los switches de acceso, pueden ser optimizados para soportar tanto equipos como aplicaciones o funcionalidades que con el paso tecnológico requieran de mayor ancho de banda. Se tiene contemplado un crecimiento a futuro a enlaces de 10Gigabit Ethernet sin necesidad de restringir o sacrificar capacidades y funcionalidades. Para cuando esto suceda, no se requerirá de cambiar de Sistema Operativo, ni de plataforma, ni de módulos procesadores o fuentes de poder. Esta solución mantiene el Costo Total de propiedad mas bajo disponible en el mercado hoy en día. Por ahora, un doble enlace de puertos 10Gigabit Ethernet, genera una troncal neta de 20 Gbps entre ambos switches, creando la base para una red con tecnología de 10Gigabit Ethernet.

Lo que se refiere al Sistema Operativo corriendo en los switches centrales, el ExtremeXOS (eXtensible Operating System), es un sistema operativo modular de arquitectura abierta,  que permite ser actualizado, parchado o agregarse nuevas funciones en forma de módulos de software, sin necesidad de reiniciar la operación de estas unidades. Gracias a su arquitectura abierta, nuevas funciones incluso de terceros pueden ejecutarse sobre kernel tipo UNIX. Extreme Networks ha marcado el liderazgo en este rubro con 4 años de experiencia, mientras que otros fabricantes recientemente están experimentando con el concepto.

A continuación se incluye un diagrama conceptual de la solución de Extreme Networks que se encuentra instalada y configurada en la Secretaria de Relaciones Exteriores, en la cual se puede observar la distribución y el rol de los equipos en una determinada área de operación. Se muestra el tipo de conexión dependiendo de las necesidades de cada persona ó dependencia:

“Los alcances que hemos logrado con nuestras soluciones, llevan a los clientes a mantener su operación con redes superiores en funcionalidades, desempeño, seguridad, tolerancia a fallas y capacidad de crecimiento. Contamos con soluciones que entregan velocidades de hasta 10Gb, y estamos preparados para proveer redes convergentes, abiertas y seguras corriendo aplicaciones de datos, voz y video.” Finalizó Carlos Perea, Director para México y Centroamérica en Extreme Networks.
 

Opinión