Inicio Web. Actualidad Google seguirá siendo investigada en Europa por posición dominante

Google seguirá siendo investigada en Europa por posición dominante

google

La Comisión Europea dijo hoy que el cierre de las investigaciones de Estados Unidos sobre las presuntas prácticas anticompetencia por parte de Google, no afectará a las pesquisas de Bruselas sobre las posibles prácticas monopólicas de la compañía.

“La decisión de Estados Unidos no tendrá implicaciones directas sobre nuestras investigaciones”, dijo el portavoz de la CE Michael Jennings.

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) decidió cerrar tras 19 meses su investigación sobre Google por prácticas monopólicas al considerar que no existen pruebas que indiquen que la compañía favorece a sus propios servicios en su motor de búsqueda.

Las autoridades estadounidenses pidieron sin embargo al gigante de internet que abra a sus rivales sus patentes en telefonía móvil.

La CE, por su parte, mantiene conversaciones con Google para analizar si supera sus reservas respecto a la posición de dominio de Google en el sector de las búsquedas y publicidad en la red.

“Estamos en el proceso de conversaciones con Google para lograr un acuerdo” sobre la base del artículo 9 (antimonopolio), indicó el pasado 5 de diciembre el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

El comisario indicó asimismo que aunque las partes aún no han llegado a un acuerdo, se está trabajando “muy intensamente”.

La CE está abordando con Google posibles remedios para esclarecer sus dudas sobre la legalidad del modelo de negocio de la empresa estadounidense.

Almunia aseguró en julio pasado que había obtenido aclaraciones suficientes de la firma en ese sentido, que se disponía a examinar a nivel técnico para intentar cerrar la investigación antimonopolio abierta en noviembre de 2010.

Tras año y medio de pesquisas, el pasado 21 de mayo, la CE informó a Google de cuatro puntos que le preocupaban especialmente sobre su modelo de negocio, que podría estar incurriendo en un abuso de posición dominante.

Entre ellas, el hecho de que en las búsquedas que hacen los usuarios Google muestra sus propios servicios verticales de forma preferencial, en detrimento de los de sus competidores, así como los acuerdos entre la compañía y sus socios en páginas donde despliega publicidad relacionada con las búsquedas, dando lugar a una “exclusividad de facto” al gigante estadounidense.

EFE

Opinión