Inicio Tecnología. La industria de la tecnología muestra señales de madurez

La industria de la tecnología muestra señales de madurez

Tras esperar vanamente a recuperar su exuberancia juvenil de los años 90, la industria de la computación siente que se le han venido los años encima.

Las últimas rondas de resultados financieros sugieren algo que algunos en este sector sospechan desde hace tiempo: que sus mercados están madurando y que el menor crecimiento puede ser una realidad permanente, lo que exige un nuevo tipo de modelo de negocios y un nuevo tipo de gestión.

Hace unos días, el fabricante de computadoras Dell Inc. anunció que sus ganancias e ingresos del segundo trimestre serían más bajos de lo esperado. Como parte de su esfuerzo por apuntalar el precio de sus acciones, Microsoft Corp. anunció una recompra de acciones por US$20.000 millones y nuevas inversiones en desarrollo de productos por unos US$1.500 millones.

El crecimiento de los ingresos de muchas empresas de informática solía ser de dos dígitos, pero ahora está atascado en aumentos de un dígito. Hewlett-Packard Co. pronostica que sus ingresos aumentarán entre 4% y 6% este año fiscal. Dell, en tanto, cree que sus ventas subirán sólo 4,3% para su segundo trimestre fiscal que cierra el 4 de agosto. El crecimiento de las ganancias de esta industria tampoco se ha recuperado. Según Morgan Stanley, las ganancias del sector tecnológico crecerán 14% este año y 10% el próximo año. En 1999, en pleno auge del sector, las ganancias netas crecieron 18%.

Las acciones de las empresas de computación siguen abatidas. El índice Standard & Poor’s 500 de Tecnología de la Información todavía está un 70% por debajo de su máximo histórico, alcanzado en marzo de 2000. Las acciones tecnológicas representan hoy sólo un 14,1% del valor del índice general S&P 500, frente al 34,5% en 2000. “El sector tecnológico está muy lejos de una recuperación”, afirma Howard Silverblatt, analista de S&P. “Es difícil llamarlo un sector de crecimiento”.

No todos están sorprendidos con el deterioro. “Existe esa extraña noción en la industria de la computación de que nunca seremos un sector maduro”, declaró en 2003 Larry Ellison, presidente ejecutivo de Oracle Corp. El ejecutivo descartó la idea de que el sector vuelva a experimentar un auge. “Hemos llegado al tamaño que mantendremos”, dijo.

Parece que Ellison tenía razón. IDC, una firma de investigación de mercado, pronostica que las empresas más grandes del mundo aumentarán sus gastos en tecnología de la información en sólo 5% al año entre 2005 y 2009. En los años de la burbuja tecnológica, esas inversiones eran de dos dígitos.

Ahora, los ejecutivos del sector enfrentan el desafío de ajustarse a este crecimiento más lento. Algunas empresas ya comenzaron a adaptar sus estrategias y prioridades.

Para ganar dinero en este nuevo escenario, las empresas deberán competir de manera más agresiva por aumentar su participación de mercado. Eso significa que tendrán que comprar su acceso a nuevos clientes mediante adquisiciones u ofrecer productos y servicios más atractivos. Y, claro, también requiere mantener los costos a raya.

“Si el ritmo de innovación se vuelve más lento, se volverán más importantes el control de costos, la eficiencia y los productos “, dice Andrew McAfee, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard.

En los últimos años, H-P, Oracle y Cisco han aprovechado las oportunidades para reducir costos y comprar acceso a nuevos mercados. En 2002, H-P adquirió a su rival Compaq Computer Corp. por US$19.000 millones. Esta semana, anunció que compraría al fabricante de software Mercury Interactive Corp. por US$4.500 millones. Oracle se hizo con las empresas de software Siebel Systems Inc. y PeopleSoft Inc. en medio de una avalancha compradora en la que gastó US$20.000 millones. Y a inicios de este año, Cisco adquirió por US$6.900 millones a Scientific-Atlanta Inc., un fabricante de cajas decodificadoras.

Las empresas tecnológicas también imitan de otras maneras a las de sectores más maduros. Microsoft ha realizado varias transformaciones en su cúpula ejecutiva, contratando a ejecutivos de empresas “anticuadas”, como International Paper Co. y Wal-Mart Stores Inc. En 2003, Microsoft comenzó a pagar dividendos sobre sus acciones, algo típico entre las empresas industriales. Cisco, en tanto, utilizó por primera vez deuda para adquirir a Scientific-Atlanta. Las empresas tecnológicas suelen utilizar efectivo o sus acciones para este tipo de operaciones.

Ni siquiera las empresas que operan en el dinámico sector de Internet están inmunes a estos cambios. El comercio electrónico ya muestra rasgos de madurez. El crecimiento de las ventas del sitio de subastas eBay y la minorista Amazon.com ha bajado de tres dígitos a dos dígitos. Para recuperar su crecimiento, eBay se ha expandido más allá de su núcleo de negocios. En 2005 adquirió al proveedor de telefonía por Internet Skype Technologies por US$2.500 millones.

Desde luego, algunas empresas del sector gozan de un crecimiento excelente. Google Inc. reportó un crecimiento trimestral de 80% y duplicó de sus ganancias. Y el sólido desempeño de tecnologías de consumo como los celulares y reproductores digitales de música han ayudado a que empresas como Apple Computer Inc. y Qualcomm Inc. prosperen.

Fuente: The Wall Street Journal, Pui-Wing Tam, Robert A. Guth y Christopher Lawton

Opinión