Inicio Tecnología. La presa Hidroeléctrica El Cajón, todo un logro de tecnología e ingeniería

La presa Hidroeléctrica El Cajón, todo un logro de tecnología e ingeniería

La obra se entrega seis meses antes de lo previsto originalmente, en parte gracias al uso de tecnologías avanzadas de comunicación y cómputo, que permitieron acelerar los procesos como nunca antesLas oficinas eran construidas y equipadas con telefonía e Internet en 3 días, en lugar de semanas, gracias a la tecnología inalámbrica de Cisco150 extensiones telefónicas trabajando 9 horas diarias y 130 computadoras conectadas a Internet de alta velocidad, en medio de la Sierra Madre Occidental; 47 kilómetros alejadas de la ciudad más cercana

México, DF, 24 de noviembre 2006.- La obra de infraestructura más grande construida en los últimos años en México no sólo representa un avance en las técnicas de construcción e ingeniería civil, pues también las Tecnologías de Información y Comunicaciones jugaron un papel importante para llevar a cabo una obra de tal magnitud.

La empresa encargada de construir El Cajón fue ICA (Ingenieros Civiles Asociados) en conjunto con sus socios La Peninsular y Energomachexport. Dadas las exigencias del proyecto, utilizaron la tecnología disponible para optimizar sus procesos, construir más rápido sus oficinas y moverlas constantemente sin demeritar el avance de la obra.

Cisco México participó activamente en la forma en que todos los participantes se comunicaron entre sí y con el “mundo exterior”, pues la tecnología de Cisco fue la encargada de proveer el servicio de telefonía y la red de datos para acceso a Internet, todo a través de una sola infraestructura e incluso de forma inalámbrica (wireless).

Los 150 aparatos telefónicos usados en El Cajón fueron todos de Cisco y se conectaban directamente a la red de computadoras en lugar de hacerlo al cable telefónico, como ocurre normalmente. Debido a esta tecnología (conocida como Telefonía IP o Comunicaciones Unificadas), ICA pudo ahorrar la instalación de una red telefónica tradicional.

Gracias a la tecnología de Cisco, El Cajón estuvo permanentemente conectado: los proveedores podían comunicarse con sus casas matrices (que incluyeron a 12 países, entre los que destacan Brasil y Rusia); ICA pudo comunicarse con todos sus clientes y proveedores y la Comisión Federal de Electricidad pudo recibir y enviar grandes cantidades de información, incluyendo elaborados planos tridimensionales con datos muy precisos de El Cajón.

“Antes, cuando buscábamos a un experto que se encontraba en otra parte del mundo”, recuerda Raúl Orozco, Director de Sistemas y Telecomunicaciones de El Cajón, “teníamos que agendar una visita, mandar maletas de información por mensajería y esperar un par de meses a que tuviera tiempo para supervisar un proyecto. Ahora, por medios electrónicos pudimos mandar planos, videos e incluso hacer una conferencia con una persona que estaba a miles de kilómetros”.

La red inalámbrica de Cisco permitió a los usuarios de laptops utilizar sus computadoras como sus extensiones telefónicas, navegar en Internet y mandar y recibir e-mails, gracias a lo cual podían comunicarse interna y externamente desde casi cualquier punto de la presa, incluyendo túneles e instalaciones subterráneas.

Como otro beneficio tangible de contar con acceso a Internet en El Cajón, resalta el hecho de que los pagos de nómina a los 5,000 empleados se hacían por transferencia electrónica a través de portales bancarios, a fin de que a cada obrero contara semanalmente con su pago; algo que hubiera sido muy complejo de no haber contado con Internet de alta velocidad.

 

 

Opinión