Inicio Tecnología. Médicos que no aprovechen la inteligencia artificial, podrían ser reemplazados

Médicos que no aprovechen la inteligencia artificial, podrían ser reemplazados

Aunque los expertos creen que la IA no reemplazará a los profesionales médicos, también parece cierto que aquellos que sí aprovechen la inteligencia artificial, reemplazarán a los que no

Salud
Salud

Los desarrollos en inteligencia artificial (IA) dominarán la próxima década. El aprendizaje automático es un método para crear inteligencia artificial estrecha (que se refiere hacer una tarea extremadamente bien) y un campo de la informática que permite que las computadoras aprendan sin ser programadas explícitamente, basándose en estadísticas computacionales y minería de datos.

El campo tiene diferentes tipos: puede ser supervisado, no supervisado, semi supervisado o aprendizaje de refuerzo, entre otros.

La IA tene un potencial sin precedentes para transformar las tareas y los procesos de atención médica en el futuro; y ya ha comenzado su revolución invisible.

Si consideramos cómo AlphaGo, la IA desarrollada por el laboratorio DeepMind de Google venció el campeón mundial Lee Sedol en el clásico juego chino Go, inventando movimientos ingeniosos que sorprendieron a los expertos, podemos echar un vistazo a lo que la IA puede ofrecer para el cuidado de la salud. Dichos movimientos fueron posibles gracias a la combinación de redes neuronales y aprendizaje de refuerzo que utiliza la IA.

Esto permitió que el software funcionara sin las restricciones de las limitaciones cognitivas humanas, idear su propia estrategia y decisiones de salida que desconcertaron a los expertos.

Podemos esperar ver las mismas sorpresas en entornos bélicos. Cabe imaginar nuevas drogas diseñadas por tales algoritmos; análisis de alto nivel de decenas de millones de estudios para un diagnóstico; o combinaciones de drogas que nadie había pensado antes.

Cuando se aplica a la medicina, un algoritmo entrenado a través de la aprendizaje de refuerzo podría descubrir tratamientos y curas para condiciones en las que los profesionales médicos humanos no podrían. Romper el razonamiento detrás de enfoques tan poco convencionales y novedosos, anunciará la verdadera era del arte en la medicina.

En salud global, por ejemplo, un algoritmo puede proporcionar un mapa confiable de futuros puntos críticos de brote de sarampión. Utiliza estadísticas sobre las tasas de vacunación contra el sarampión y los brotes de enfermedades en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, así como datos de salud no tradicionales, incluidas las redes sociales y una gran variedad de registros médicos.

Esto es solo un ejemplo, pero el campo ya está lleno de algoritmos inteligentes que pueden facilitar la búsqueda de nuevos medicamentos, mejorar la velocidad de los ensayos clínicos o detectar tumores en tomografías computarizadas.

Sin embargo, aunque los expertos creen que la IA no reemplazará a los profesionales médicos, también parece cierto que los profesionales médicos que usan la inteligencia artificial, reemplazarán a los que no.