Inicio Tecnología. Actualidad. Rusia creará una base de datos biométrica nacional en 2018

Rusia creará una base de datos biométrica nacional en 2018

Rusia creará una base de datos biométrica nacional en 2018

Rusia tendrá una base de datos biométricos para servicios financieros a nivel nacional a partir del próximo verano de 2018.

El Banco Central de Rusia ampliará el acceso a la banca para permitir que las personas abran cuentas sin tener que visitar una sucursal, lo cual es un hito en la digitalización de servicios financieros, comentó el Banco de Rusia en un comunicado.

El regulador estableció que los datos solo se almacenarán con el consentimiento de las personas. Los cambios legales necesarios para el sistema serán aprobados este mes.

La empresa estatal que ha sido seleccionada para ejecutar la base de datos es Rosstelecom PJSC, que recopila datos personales que incluyen imágenes de caras, muestras de voz y, eventualmente, iris y huellas dactilares.

Gradualmente, la tecnología de reconocimiento facial ha ganado aceptación entre los consumidores en todo el mundo con el último iPhone de Apple, que se usa para desbloquear el dispositivo. En Rusia, las autoridades y las empresas vinculadas al gobierno lideran este tema.

Moscú asegura que tiene la red de vigilancia centralizada más grande del mundo que utiliza la tecnología de reconocimiento facial para ayudar a vigilar la ciudad.

Sberbank PJSC, que posee casi la mitad de los depósitos minoristas en Rusia, adquirió el mes pasado una participación del 25% en VisionLabs, como un primer paso hacia la construcción de una plataforma biométrica para identificar personas mediante tecnologías de reconocimiento facial, de voz y retina.

Cabe hacer notar que el presidente de la junta de Rosstelecom es Sergei Ivanov, exagente de la KGB, que fue el jefe de gabinete del presidente de Vladimir Putin hasta el año pasado y actualmente se encuentra entre los sancionados por Estados Unidos debido a la anexión de Crimea desde Ucrania en 2014.

Se estima que la ley entre en vigencia seis meses después de su publicación oficial. La base de datos también podría expandirse para ser utilizada por organizaciones microfinancieras y servicios gubernamentales, indicó el banco central.

Con información de Bloomberg

Opinión