Inicio Tecnología. T-Systems quiere ganar terreno en México

T-Systems quiere ganar terreno en México

El dato es contundente: de acuerdo con indicadores de la AMITI y del Foro Económico Mundial, en apenas 10 años la competitividad internacional del país pasó del lugar 32 al 55. Esta caída en más de 20 posiciones pone en riesgo las inversiones futuras y el empleo.

La solución al problema, planteado así por Federico Casas Alatriste, director general de T-Systems México, pasa por la búsqueda de socios estratégicos en tecnologías de la información y las comunicaciones.

La empresa establecida en Puebla, subsidiaria del grupo alemán Deutsche Telekom, quiere ser precisamente uno de estos socios. Luego de comprar Gedas el año pasado, se relanza hoy en el mercado nacional, respaldada por más de 10 años de experiencia y 500 especialistas.

De acuerdo con Eric Verniaut, presidente y director general de T-Systems región América: “Tenemos mundialmente 16 mil millones de dólares de ingresos y 55 mil empleados; actuamos en más de 20 países y contamos, aproximadamente, con 160 mil clientes”.

En la República Mexicana la compañía todavía es poco conocida; pero se espera que la compra de Gedas cambie esta apreciación.

En México ofrecen dos servicios: integración de sistemas, mediante la adecuación de soluciones desarrolladas por terceros -con fuerte énfasis en SAP- y operación de infraestructura TI, con un modelo de outsourcing tecnológico y de procesos.

El outsourcing se hace desde Puebla y atiende a empresas nacionales y extranjeras. Desde esta entidad , por ejemplo, se da mantenimiento a las aplicaciones y sistemas de Federal Mogul en Europa. La competencia con empresas indias es feroz.

En el país, 43% del ingreso total de T-Systems proviene del primer tipo de servicios ofrecidos (integración de sistemas), mientras que 57% restante se genera con la operación de infraestructura TI de terceros. Un 75% de sus ingresos globales deriva de la atención a la industria automotriz, con Volkswagen como uno de sus principales clientes.

“Queremos desarrollar el concepto de dynamic computing, que provee a los clientes con el poder de cómputo requerido, en el momento que lo necesiten. Se paga solo por lo que se usa; de esta forma, se reduce el costo de mantener capacidad de cómputo ociosa”, añadió Alatriste.

T-Systems cuenta con experiencia en el sector de armadoras, proveedores y concesionarios. Su presencia en los principales centros automotrices del mundo le permite apoyar a empresas con cientos de proveedores, que necesitan aumentar la eficiencia de sus procesos en manufactura, distribución y logística.

Con ingresos de 63 millones de dólares generados el año pasado, T-Systems México busca aprovechar sus ventajas competitivas adquiridas en el mercado automotriz.

Fuente: El Universal 

Opinión