Inicio Tecnología. Usuarios de teléfonos celulares en China podrían llegar a 520 millones

Usuarios de teléfonos celulares en China podrían llegar a 520 millones

BEIJING.- China, la nación más poblada del mundo, prevé alcanzar en 2007 los 520 millones de usuarios de teléfonos móviles, una industria que celebra este año su vigésimo aniversario en el país y que crece anualmente a una velocidad de vértigo.

El teléfono móvil llegó a China en 1987 y tardó una década en alcanzar los diez millones de clientes, aunque apenas cuatro años más tarde el gigante asiático ya se había convertido en el mayor usuario de móviles de la tierra con más de 120 millones.

En un país en el que las contradicciones son frecuentes, no es difícil encontrarse a los ciudadanos hablando por el móvil mientras van en bicicleta, o incluso en zonas rurales muy remotas y depauperadas ver a campesinos y monjes budistas utilizando este aparato.

Solamente el año pasado, las ventas de teléfonos móviles en el gigante asiático conformaron el 10 por ciento de los celulares vendidos en todo el mundo: 109 millones de unidades en todo el país que contabilizan un 28 por ciento más que en 2005.

Los últimos datos oficiales prevén que el número total de usuarios de móvil alcance los 520 millones a lo largo de este año, cifra que significa un aumento medio de 5,5 millones de clientes al mes, gracias a la caída del precio de los aparatos y de los costes de llamada.

China Mobile, la mayor operadora de telefonía móvil del mundo por número de usuarios, registró una cifra récord de 4,86 millones de nuevos clientes el pasado enero.

La tendencia a crecer seguirá así debido a los retrasos de las licencias para el uso de la tecnología de tercera generación (3G) y la competencia limitada de compañías como China Telecom o China Unicom, según analistas del mercado.

Por otra parte, el Ministerio de Industria de las Telecomunicaciones estudia que los ciudadanos chinos dejen de pagar por las llamada que reciben (en China también se paga por recibir llamadas), medida que contribuirá seguramente al aumento de usuarios de móviles y que ya ha puesto en marcha una compañía local.

Con este efervescente crecimiento, el interés de las grandes multinacionales en el mercado chino es evidente y marcas como Nokia o Motorola, que luchan por obtener un gran trozo del apetecible pastel, sumaban en el segundo trimestre de 2006 una cuota de mercado combinada de más del 50 por ciento.

A lo largo de este año, los principales fabricantes de móviles del mundo se harán con hasta un 80 por ciento de las ventas del sector en China, predicen los expertos.

Según el informe de la ONU “Digital Life 2006,” China es el primer país del mundo en cuanto a usuarios de móviles, con 467 millones (datos actualizados), seguida de EE.UU., con 201 millones; Rusia, con 120 millones; Japón, con 94 millones; la India, con 90 millones y Brasil, con 86 millones.

Mensajes populares

Hoy en día, más del 35 por ciento de los chinos -o 460 millones- utiliza el teléfono móvil para hacer llamadas y enviar mensajes, uno de los pasatiempos preferidos por los jóvenes chinos, que, así como en España o EEUU, tienen un lenguaje adaptado propio para comunicarse vía “sms.”

Durante las celebraciones del Festival de la Primavera, que empezaron el pasado 18 de febrero y en las que millones de chinos salen a las calles para dar la bienvenida al Nuevo Año Lunar, las principales operadoras de telefonía móvil del país calculan que se enviarán más de 14.000 millones de “sms” en la semana que dura la fiesta.

En Beijing, más de 400 millones de mensajes de texto fueron enviados en la víspera del día de año nuevo -la noche del 17 al 18 de febrero- y los buzones de entrada de los pequineses se llenaron de imágenes de simpáticos cerditos a una velocidad de 5.800 “sms” por segundo para celebrar la llegada del Año del Cerdo.

Con motivo de los Juegos Olímpicos de Beijing de 2008, también está de moda entre los jóvenes el envío de mensajes de texto con representaciones de las cinco mascotas, conocidas como los “Fuwa” (un panda, un antílope tibetano, una golondrina, un pez y una antorcha).

Fuente: El Mercurio, Chile 

Opinión