Inicio Tecnología. Actualidad. La importancia del monitoreo de red en la implementación de soluciones de...

La importancia del monitoreo de red en la implementación de soluciones de negocios

redes

La importancia del monitoreo de red en el proceso de implementación de cualquier solución de negocios (ERP, CRM, BI, SCM, KM, etc.), es un componente fundamental muchas veces ignorado por los involucrados, lo cual significa una importante omisión con repercusiones negativas, como son el aumento de costos no previstos, la disminución del nivel de servicio organizacional y el deterioro del ambiente laboral.

Es un error que especialistas de infraestructura de red se mantengan al margen durante el proceso de implementación de cualquier solución de negocios. Muchas veces la participación inicia a pocos días de la puesta en producción de la aplicación, que usualmente es el momento de máxima presión, debido a la proximidad de la fecha de entrega del proyecto. Algunas veces la participación del encargado de infraestructura de red, por la premura de tiempo, se circunscribe únicamente en asegurar que los usuarios finales tengan acceso desde sus dispositivos a la interfaz de la nueva aplicación. Por falta de recursos adecuados, no se evalúa el impacto que ésta tendrá en el tráfico de la red; la omisión de tan importante análisis de red seguramente producirá crisis en el desempeño de la misma, e interrupciones de importantes servicios del negocio durante el proceso de puesta en marcha del nuevo aplicativo.

El responsable de la infraestructura de red deberá de participar activamente en el proceso de implementación, de forma que evalúe el consumo de tráfico y el rendimiento de todos los componentes de la red por parte de la nueva solución, a fin de detectar los cuellos de botella que podrán surgir por el incremento de la demanda de recursos.

Recuerde que son muchos y muy variados los dispositivos de red: switches, routers, firewall, servidores, tarjetas de red, ancho de banda, etc., que intervienen en este complejo proceso de transmisión de datos dentro de cualquier red de TI. Cada uno de ellos debe de ser minuciosamente analizado para conocer si cuenta con suficiente capacidad para atender más carga de trabajo. Si un componente de la red llega a saturarse, seguramente producirá colapsos de servicios, o sufrirá un significativo deterioro en el desempeño.

redesOtro punto importante a tomar en cuenta es la interacción que se producirá entre el cliente y sus múltiples proveedores al momento en que surja un problema de rendimiento dentro de la red. Todos los proveedores tendrán el objetivo común de mejorar el desempeño de la red, sin embargo, poseerán visualizaciones parciales sobre el entorno de red, así como varios puntos ciegos de la misma, los cuales dificultarán la detección oportuna del componente causante del problema. Al no contar con una visión global del desempeño de los distintos componentes –como la que ofrece una solución de monitoreo de red– experimentarán un desfile de proveedores de las distintas soluciones de red para revisar y diagnosticar únicamente los dispositivos que les competen.

El anterior proceso de búsqueda y resolución de la problemática –por su secuencialidad- hará que se prolongue la detección de las causas y añadirá costos por servicios profesionales no previstos dentro del proyecto. Todo esto se desarrollará bajo un ambiente de excesivo estrés que incidirá desfavorablemente en mantener un adecuado ambiente laboral. El impacto en el ambiente laboral será probablemente el mayor daño de esta situación totalmente prevenible. El estrés producirá daños entre las relaciones de los colaboradores y disminuirá la calidad del ambiente laboral, incidiendo negativamente en la productividad de la organización.

Para efectuar un análisis del impacto de la implementación de la nueva solución de negocios en la infraestructura de red, sugerimos utilizar una solución de monitoreo de red (NMS), la permita analizar el comportamiento de todos los componentes de red bajo los distintos escenarios: antes, durante y después de la implementación.

El escenario de monitoreo de red “antes” permitirá construir un punto de partida (línea base) sobre la cual podremos medir el impacto de la nueva demanda de recursos de red. Hay que tomar en cuenta para el establecimiento de este escenario, que la demanda de recursos es variable en función del tiempo, por lo que se sugiere efectuar el análisis en los días y horas de mayor demanda de recursos de red.

Luego de contar con la línea base inicial de consumo del tráfico y desempeño de los componentes, sugerimos proceder con la simulación transaccional de la nueva aplicación, la que deberá de ser efectuada desde las ubicaciones geográficas reales (oficinas, agencias, sucursales, etc.) por parte de un grupo significativo de usuarios finales, a fin de monitorear el desempeño e impacto en el tráfico de la red en los distintos dispositivos involucrados. La simulación de las transacciones puede ser llevada a cabo durante la etapa de capacitación de usuarios finales. Aprovechando el desarrollo de esta actividad, se podrá diagnosticar el impacto que se producirá en la infraestructura de red para obtener importantes conclusiones sobre su remanente capacidad.

Conclusión

Es fundamental tener en mente que la función de monitoreo de red debe ser una labor continua y no sólo considerarse en alguna de las etapas de la implementación de una nueva solución de negocios. Recuerde que la infraestructura de red es un organismo binario vivo, el cual requiere de una permanente supervisión de todos sus componentes, a fin de conocer oportunamente situaciones críticas como son las interrupciones de servicios, ataques a dispositivos, tráficos anómalos o comportamientos dentro de la red que requieren de la intervención del encargado para evitar colapsos o saturaciones que puedan poner en riesgo la continuidad de la operación de la infraestructura de TI.

Asegúrese de buscar una solución que sea fácil de poner en operación, que le brinde acceso a conocer el estado de su infraestructura de red desde cualquier lugar, momento y dispositivo, con la cual supervise la disponibilidad y el desempeño de todos los componentes de su infraestructura de red, a un costo accesible, con soporte en su propio idioma. Lo mejor es ofrecer un esquema de funcionalidad “todo incluido” en su licenciamiento que permita evaluar a fondo y tomar la mejor decisión de compra con la información adecuada.

Por Carlos Echeverría, Gerente de Desarrollo de Canales para Latinoamérica de Paessler.

Opinión