Inicio Tecnología. LG demanda a Samsung por violación de patentes

LG demanda a Samsung por violación de patentes

La firma surcoreana LG Display, segundo mayor fabricante de pantallas de cristal líquido del mundo, demandó hoy a Samsung Electronics en Seúl por presunta violación de sus patentes en paneles OLED para smartphones y tabletas.

LG Display interpuso la demanda en un tribunal surcoreano contra Samsung por infringir siete de sus patentes en tecnologías relacionadas con paneles de diodos orgánicos emisores de luz, indicó un representante de la compañía a la agencia local Yonhap.

“Samsung Electronics y Samsung Display deben dejar de usar tecnologías patentadas y pagar la correspondiente cantidad en concepto de daños por su uso”, afirmó el representante.

El objetivo de la demanda de LG Display es “proteger sus tecnologías originales, que requirieron una enorme cantidad de dinero y el desarrollo de recursos humanos durante un largo período de tiempo”, añadió.

La firma demandante, que no especificó la cantidad que reclama a Samsung por daños y perjuicios, sí señaló cinco productos de su competidor que presuntamente se habrían aprovechado de sus patentes, entre ellos los teléfonos inteligentes de la exitosa serie Galaxy S y la tableta Galaxy Tab.

LG Display, que se disputa con Samsung Electronics el primer puesto mundial en fabricación de pantallas, es una de las principales filiales de LG Electronics, rival del gigante surcoreano en el mercado de los teléfonos móviles.

La demanda de LG Display abre un nuevo frente judicial contra Samsung, que mantiene una batalla legal por patentes contra la estadounidense Apple en una decena de países.

El pasado 24 de agosto un tribunal de Estados Unidos determinó que Samsung había violado seis patentes en tecnología y diseño de Apple y le condenó a pagar 1,000 millones de dólares, una de las mayores sanciones dictadas hasta ahora en este terreno.

Como respuesta, Samsung Electronics solicitó la semana pasada al tribunal de San José, California, una revisión de la sentencia.

EFE