Inicio Tecnología. Sin control de calidad, los equipos de telefonía

Sin control de calidad, los equipos de telefonía

Las reglas que exigen una revisión de todos los aparatos que entran al país no se cumplen; la industria pide derogar la regulación porque encarece sus costos, además de que los tiempos de certificación son mayores a los prometidos

A un año de la puesta en marcha de una regulación para impedir la entrada de equipos de telecomunicaciones que no cumplen con las condiciones técnicas y de calidad para operar, los usuarios mexicanos corren el riesgo de seguir comprando aparatos de mala calidad o que no funcionan correctamente.

Los resultados no han sido los esperados debido a que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) no ejerce una supervisión efectiva para garantizar que los importadores y comercializadores de estos dispositivos cumplan con el Procedimiento de Evaluación a la Conformidad (PEC) que entró en vigor en agosto de 2005, coincidieron expertos.

Pero además, en México no existen Normas Oficiales Mexicanas (NOM) para la mayoría de los equipos que funcionan a través del espectro radioeléctrico, como por ejemplo para los celulares, pues el proyecto por el cual se pretende establecer estas normas por tecnologías está detenido sin ningún motivo aparente.

Rechazan fabricantes la norma

En este sentido, la Asociación Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) aseguró que para la industria el nuevo marco legal significa costos, por lo que solicitan su derogación.

Raúl Lucido, presidente de la Anatel, dijo que este organismo tuvo una junta de consejo en la que se determinó hacer esta petición formal a las autoridades, debido a que los fabricantes de equipos de telecomunicaciones están pagando más por someterse a las pruebas que exige esta normalización, además de que los tiempos para entregar la certificación son mayores a los prometidos.

Aseguró que el problema de la introducción de equipos que no cumplen con las normas para operar en México no es de los fabricantes de estos aparatos, sino que se trata de un problema en aduanas, “y de contubernios en todo el proceso de importación de equipos”.

Lucido destacó que los fabricantes si cumplen con dichas normas, por lo que también pedirán que se regrese al esquema anterior en el cual la homologación de los equipos se realizaba a través de un dictamen teórico de un perito. “El PEC es una doble regulación, y si los volúmenes que se han sometido a la certificación han sido menores a lo esperado, se debe a muchos factores, como por ejemplo que la estimación que habían hecho los laboratorios fue mal hecha tanto por ellos como por la Cofetel”, sostuvo el presidente de Anatel en entrevista.

Escaso número de pruebas

De acuerdo con Lattice, laboratorio certificador de equipos de telecomunicaciones, en el país sólo está normalizado 5% de los dispositivos, debido a que únicamente hay cuatro NOM, que abarcan servicios de trunking, radiolocalización, servicios de punto a multipunto para telefonía rural y punto a punto.

Por su parte, Salma Jalife, ex comisionada técnica de la Cofetel y quien fuera la encargada de la elaboración del PEC en su momento, dijo que con esta normalización se pretende que los comercializadores no introduzcan lotes de aparatos sin ninguna evaluación o prueba, y que “están inclusive vendiéndose en las principales tiendas departamentales”.

Antes de que fuera obligatoria la evaluación, bastaba con que un perito emitiera una certificación teórica, basándose en el documento expedido por el fabricante; sin embargo, con las nuevas disposiciones es obligatoria la realización de pruebas en laboratorio para comprobar que se cumple con los parámetros de operación, dijo.

Sin embargo, para que un aparato tenga que pasar por estas pruebas de evaluación es necesario cumplir con las NOM para dichos equipos, por lo que si no existen para los celulares, entonces puede haber aparatos en el mercado que no estén homologados o que no cumplan con los requisitos técnicos para operar bien en el país.

Actualmente sólo hay dos laboratorios en México: Lattice e Investel, del perito Eduardo Lozano.

Julio Méndez, director de Lattice, dijo que se esperaba una demanda de 500 pruebas de equipos de telecomunicaciones al año, pero este laboratorio sólo realiza 50 pruebas.

“No hay una conciencia de los fabricantes y de los importadores a cumplir con este requisito”, comentó el responsable del laboratorio.

“Lo que está faltando es el mecanismo para que se obligue a todos a cumplir”, agregó.

En este sentido, Jalife dijo que “no ha habido la afluencia esperada en los laboratorios porque no hay una vigilancia muy cerrada, y esa es otra etapa que hay que proponer, pues una norma no tiene un efecto real si no se ejerce una supervisión”.

Debe apoyar Profeco

Destacó que esta verificación la tienen que hacer Cofetel en coordinación con la Profeco, pues ésta debe asegurarse de que se le vende el producto adecuado al público.

De esta forma, los únicos aparatos que tienen la obligación de pasar por las pruebas físicas de laboratorio son los equipos telefónicos fijos, conmutadores, algunos que funcionan por microondas, satelitales, faxes, trunking y radiolocalizadores.

La Cofetel no respondió a las llamadas de este medio para dar a conocer su punto de vista sobre la falta de acciones en dicho proceso.

Fuente: El Universal, Angelina Mejía

Opinión