Inicio Apps y Gadgets. ¿Siri, Alexa o Google Assistant? Te ayudamos a decidir

¿Siri, Alexa o Google Assistant? Te ayudamos a decidir

Ahora que Apple, Google y Amazon ofrecen al mercado altavoces inteligentes que se controlan con sus propios asistentes de voz, es hora de compararlos

¿Siri, Alexa o Google Assistant? Te ayudamos a decidir

Ahora que Siri, el asistente de Apple, tiene un altavoz dedicado para su uso en el hogar, es momento de incluirlo en la comparación con Alexa y Google Assistant.

A continuación, en colaboración con nuestros amigos de 2×3, exploraremos las diferencias más obvias (así como las que no lo son tanto) entre estos asistentes.

Como resultado, esperamos brindarte una mejor perspectiva de cada uno de los asistentes, con sus fortalezas y debilidades, de manera que puedas decidir de forma óptima cuál es el que más se ajusta a tus necesidades.

 

Reconocimiento de voz

En su dispositivo para el hogar, a diferencia de en el iPhone, Siri no puede diferenciar voces. Esto significa que cualquiera que dicte el comando “oye, Siri” obtendrá una respuesta del asistente.

Por el contrario, tanto el dispositivo de Amazon, como el de Google, tienen capacidad de reconocer voces. Con esta característica, toda la familia puede usar el altavoz, pero cada uno puede obtener respuestas personalizadas (y tener restringidas ciertas opciones, como hacer compras) basadas en la persona que habla.

El HomePod de Apple no puede ofrecer este nivel de personalización. Dicho esto, también cabe destacar que Google y Amazon aún no han terminado de dar en el clavo con esta característica, pues se ha sabido de algunos casos donde se puede engañar al asistente o, incluso, donde muestra fallas.

 

Hacer llamadas

Si decimos “Oye, Siri, llama a Juan Pérez” en nuestro teléfono inteligente, Siri responde “llamando a Juan Pérez, móvil”. Si damos al HomePod exactamente el mismo comando, obtenemos una respuesta indicando que no es posible realizar la llamada. Terrible, sí. Siri desde el HomePod no te deja realizar ni recibir llamadas. Sin embargo, puedes realizar o recibir la llamada desde tu teléfono y utilizar la opción de transferir tu llamada al altavoz Apple.

Alexa y Google Assistant trabajan de forma distinta. Ambos permiten hacer llamadas con simples comandos de voz. Con Alexa, solo puedes recibir llamadas desde otros altavoces Echo; las llamadas desde celulares o líneas fijas no están disponibles. Google Assistant no puede recibir llamadas.

A diferencia de las llamadas, con HomePod puedes enviar mensajes, al igual que con Alexa y Google Assistant.

 

Servicios de Música

Amazon y Google soportan un amplio rango de servicios musicales de otras empresas, de manera que Alexa o Google Assistant pueden reproducir una canción de Spotify con un simple comando de voz.

Siri no puede hacer esto. Sólo puedes usar los comandos de voz para reproducir canciones de los servicios aprobados por Apple Music. Así que, si quieres utilizar Spotify, YouTube u otro servicio externo, puedes hacerlo, pero debes realizarlo de forma manual desde tu celular u otro dispositivo iOS.

 

Interacción general

Siri realmente responde bien a preguntas y solicitudes cotidianas, prácticamente igual que Google Assistant y Alexa. Si quieres saber el clima, el tiempo que tardarás en llegar al cine al otro lado de la ciudad, el nombre de algunos restaurantes con servicio de reparto, las últimas noticias, o la información de alguna canción que estés reproduciendo, el asistente trabaja bastante bien.

Siri también se desenvuelve bastante bien con la conversación continua. Por ejemplo, si le solicitas “cuéntame de Metallica”, luego puedes preguntar “¿qué edad tiene su baterista?”, omitiendo cualquier referencia a Metallica, y Siri te entenderá. Google Assistant también responde bien a este tipo de interacción, sin embargo, a Alexa no le va tan bien en este apartado de conversación continua.

No obstante, ciertas preguntas pueden confundir a Siri. Hay cierto tipo de preguntas que Siri no puede responder a través del HomePod pero que en en dispositivos celulares sí responde sin problemas enviándote un enlace de autoridad, lo que demuestra que puede hacer el trabajo, pero aún no es capaz de narrar sus descubrimientos.

 

Interacción con el hogar

Al instalar el HomePod, este automáticamente asimila toda la información de tu red WiFi, contactos y preferencias. Esto incluye cualquier producto que hayas configurado con otros dispositivos iOS. Es ridículamente fácil.

Además, cualquier tipo de interacción posible se puede llevar a cabo con el control de voz de Siri, como abrir cortinas inteligentes, ajustar el termostato y encender las luces, todo a través del comando “oye, Siri”. Esto se debe a que Apple es responsable de forma directa de todos estos dispositivos.

Por el contrario, tanto Alexa como Google te dan la opción de palabras evocativas para aquellos dispositivos que no soportan, como por ejemplo: “Alexa, pregunta a Geneva cuándo terminará de lavar los platos”.

Alexa, por ejemplo, no tiene la capacidad de controlar el lavavajillas aún, pero al menos ofrece esta conexión con General Electric. En este punto, Apple ha evitado que tengas que utilizar frases molestas, dejando de lado esas sociedades. Esto asegura una experiencia de usuario más optimizada pero en un conjunto más limitado de dispositivos.

 

¿El ganador?

Si bien Siri ha mejorado su habilidad para procesar y responder en conversación continua, aún tiene mucho terreno que cubrir para alcanzar la profundidad de Alexa y Google Assistant.

En cuanto a la interacción con el hogar, Siri sale muy bien parada debido a la facilidad de sus comandos “oye, Siri”, en lugar de tener que utilizar frases rebuscadas con Alexa y Google Assistant. Sin embargo, como ya mencionamos, de momento Apple tiene menos socios que sus competidores, en este sentido.

Opinión