Inicio Tecnología. Toshiba obtiene ganancias de 7,274 mdd después de 4 años

Toshiba obtiene ganancias de 7,274 mdd después de 4 años

Toshiba reporta su primer saldo positivo en cuatro años con ganancias netas récord de 7,274 millones de dólares en 2017

Toshiba reportó ganancias netas récord de 7,274 millones de dólares en el ejercicio de 2017, su primer saldo positivo en cuatro años, apoyada por la liquidación de su negocio nuclear en Estados Unidos y a la reforma tributaria del país asiático.

Entre abril de 2017 y marzo de este año, la compañía logró un beneficio operativo de 578 millones de dólares, es decir, una baja interanual del 21.8%, tras excluir del informe los resultados de su escindida unidad de chips, Toshiba Memory.

Toshiba negoció la venta de su rentable negocio a un consorcio liderado por el fondo de inversión estadounidense Bain Capital, como medida para mitigar sus problemas financieros tras el fisco atómico.

La facturación por ventas de la compañía japonesa cayó un 2.4% hasta los 35,677 millones de dólares debido a una menor venta en su rama energética que no pudo compensar las mayores ventas registradas en su negocio de dispositivos electrónicos y de almacenamiento.

La firma tampoco incluyó a su negocio de memorias flash, el segundo con mayor cuota de mercado mundial.

No obstante, sí logró ganancias de 478 millones de dólares por sus ventas en el ejercicio de 2017 gracias a un cambio de divisa favorable, y el impacto positivo que tuvo en sus resultados la rebaja tributaria a las empresas en Estados Unidos.

Para el ejercicio fiscal en curso, que se prolongará hasta el 31 de marzo de 2019, Toshiba prevé que su beneficio neto crezca un 33% hasta alcanzar 9,671 millones de dólares y que su ganancia operativa aumente un 9.2% hasta los 632 millones de dólares.

A pesar de ello, pronostica que sus ventas caerán un 8.8% hasta 32,554 millones de dólares.

Con su recuperación y tras evitar incurrir en un patrimonio neto negativo por segundo año consecutivo, Toshiba evitó hoy ser retirada de la Bolsa de Tokio, donde opera en la segunda sección desde agosto de 2017 a raíz de problemas de auditoría relacionados con el hundimiento de su negocio nuclear estadounidense, Westinghouse.

Esta empresa declaró su quiebra en marzo del año pasado, y a raíz de ello se embolsó 3,073 millones de dólares en la venta de activos y negocios relacionados.

Opinión